Los seguros inclusivos, es decir, aquellos orientados a ofrecer protección a mercados desatendidos y parcialmente atendidos, han demostrado ser una herramienta eficaz para ayudar a las personas a mejorar su capacidad de respuesta ante choques adversos, acceder a activos y hacer inversiones que representan más retornos.

No obstante sus ventajas, la penetración de los seguros inclusivos en la región sigue siendo baja. Por ello se hace necesario trabajar sobre los determinantes del éxito de un mercado de seguros de este tipo, a saber: un ambiente regulatorio propicio y una oferta adecuada que agregue valor en los consumidores de seguros.

Los resultados de la reciente encuesta elaborada por FIDES entre sus países miembros, arrojaron que uno de los tres temas de mayor relevancia para la industria de seguros de la región es el de seguros inclusivos, y que una de las barreras para su desarrollo está relacionada las exigencias regulatorias, bien sea porque no son proporcionales o porque presentan vacíos.

FIDES propone en este documento los aspectos normativos que podrían ser considerados por los supervisores y reguladores para favorecer la inclusión financiera en seguros, así como los asuntos que deben ser abordados por la industria del seguro y los puntos de una agenda conjunta en esta materia entre ASSAL y FIDES.