La Superintendencia de Seguros ha emitido una resolución por la que autoriza el funcionamiento del grupo coasegurador del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) creado bajo la Ley 4950/2013 y que entrará en vigencia a partir del mes de julio de 2014.
Este grupo coasegurador del SOAT, integrado por 31 compañías aseguradoras, deberá implementar gradualmente los requerimientos de la Resolución Nº 61/2013 de la Superintendencia sobre funcionamiento y condiciones de administración del grupo. Si se necesita de un plazo mayor hasta el 31 de diciembre de este año para aplicar los requerimientos señalados, deberá solicitarse autorización a la Superintendencia de Seguros.

Asimismo, tal y como publica la web ‘abccolor’, se ha determinado instruir a la división Informática de la mencionada dependencia a certificar el funcionamiento, la continuidad y la confiabilidad del soporte tecnológico para el grupo coasegurador del SOAT, incluyendo la operativa de consulta a la base de datos. Se dictarán los requerimientos necesarios, debiendo el soporte tecnológico observarlos y permitiendo el acceso a los lugares físicos afectados, a los software aplicados y a los hardware utilizados.

Asimismo, ha quedado definida igualmente que la sección Accidentes Personales del Plan de Cuentas sea utilizada exclusivamente por el grupo coasegurador del SOAT y por la administración del fondo de cobertura especial, para el registro de las operaciones inherentes al sistema. Finalmente, se ordenó que los estados financieros del grupo coasegurador del SOAT sean sometidos al régimen contable y de auditoría externa, conforme al Art. 32° y concordantes de la Ley 827/1996.

La Ley 4950/2013 que crea el seguro obligatorio de accidentes de tránsito, recoge que “procura el bien ciudadano, salvaguardando la vida mediante el aseguramiento al sistema de primeros auxilios de la reposición del botiquín quirúrgico, que permita una atención oportuna y adecuada a la víctima de lesiones traumáticas derivadas de accidentes de tránsito. A su vez, permite al victimario cumplir con sus obligaciones económicas y humanitarias en cuanto a la responsabilidad civil por lesiones a personas o por la obligación de auxilio que lo afecta.