“No es una cuestión de gusto del corredor, el punto principal es que todos ustedes son agentes necesarios sin los cuales no existen las operaciones de la aseguradora. Es muy fácil gustar, pero más importante es que el organismo regulador valore su categoría”. La declaración corresponde al nuevo superintendente de la Susep, Roberto Westenberger, durante el almuerzo promovido por Sincor-SP. El evento, desarrollado el martes en Sao Paulo, reunió a más de doscientas personas entre corredores, aseguradores y representantes de entidades del sector.
De acuerdo con Westenberger, uno de los desafíos del organismo regulador es la búsqueda de la conciliación y entendimiento para que los jugadores del mercado de seguros encuentren el camino adecuado para mantener el crecimiento. El superintendente apuntó que, en ese contexto, la nueva gestión de la autoridad regulatoria tendrá tres pilares como reconocimientos al servicio a la Susep: el equilibrio en las decisiones que beneficien, a largo plazo, todos los agentes productivos del sector, la capitalización y el desarrollo de nuevos productos e internacionalización en el sentido del diálogo con instituciones extranjeras.

Además del presidente de Sincor, Alexandre Camillo, la mesa del evento reunió a personalidades como el presidente de Fenacor y diputado federal, Armando Vergílio; los presidentes de Sindseg, FenSeg y FenaPrevi, respectivamente, Mauro Batista, Paulo Marracini y Osvaldo Nascimento; además del 2º vicepresidente de Sincor-SP, Simone Fávaro Martins.

Virgilio comentó el estado de aprobación de la Ley 3.555/04, conocida como la Ley de Contrato de Seguros, cuya votación está prevista para el 13 de mayo. También explicó que el proyecto avanza en la elaboración del proyecto marco en el techo de los 3,6 millones de reales (1,6 millones de dólares) para incluir al corredor. De acuerdo con el Parlamento, el texto volverá para la aprobación de la Cámara la próxima semana con una novedad: la tabla intermediada que varía del 16,93 al 22,45%, conforme a la facturación anual.

“Cada empresa va a ver si se puede o no el encuadramiento. Pero la lucha continuará pues existe el compromiso del gobierno de revisar las alícuotas en 90 días y así el corredor podrá entrar en la tabla más adecuada a su negocio”, aclaró Virgilio, señalando que la propuesta, de ser aprobada, contempla ahora más categorías y en la tributación será aplicada a todas, incluyendo a los agentes de seguros, una banda intermediada, mayor que las micro y pequeñas empresas, que pagan entre el 4% y el 12%, y menor que el valor cobrado.

Finalmente, también hizo hincapié en la importancia de la reciente aprobación de la ley de desmonte legal y deseó éxito al grupo de administración liderado por Alexandre Camillo en Sincor-SP, mostrándole su apoyo, informa ‘Segs’.