El ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, y el superintendente de Seguros de la Nación, Juan Bontempo, han firmado un convenio de colaboración para mejorar la gestión de la actividad agropecuaria frente a factores exógenos provocados por inclemencias climáticas.
Bajo este marco se han impulsado las políticas destinadas al tratamiento del riesgo asociado a las actividades agropecuarias y pesqueras: “Tenemos un mercado apenas desarrollado en un país en el que la producción agropecuaria y agroindustrial es uno de los ejes”, afirmó Casamiquela.

Según reveló, Argentina tiene 36 millones de hectáreas bajo cultivo y aseguró que “este convenio que es un punto de inicio estratégico”, para “disminuir los riesgos de la actividad agropecuaria”. Por su parte, Bontempo durante su presentación detalló que el sector agrícola representa el 2% de una producción de casi 100.000 millones de pesos que tiene el sector asegurador y de ese porcentaje, casi el 97% está concentrado en cubrir el granizo como riesgo.

Mediante el convenio, ambas partes acordaron realizar acciones tendientes a desarrollar instrumentos que permitan establecer mejoras en las condiciones de las pólizas, a través de la utilización de datos climáticos. Al mismo tiempo generarán propuestas que contribuyan a un mayor desarrollo del mercado de seguros con el propósito de contar con coberturas más amplias en materia de riegos climáticos, informa ‘Terra’.