La sanidad privada cuenta con una notable percepción por parte de sus usuarios y los datos lo confirman. Los resultados del barómetro impulsado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), presentados ayer, ponen de manifiesto que un 79% de los asegurados otorga puntuaciones por encima de notable a los servicios ofrecidos por la sanidad privada y, además, un 86% recomendaría su uso a familiares y amigos.

Estas cifras se traducen en una nota de media de 7,4 puntos, por encima de los 6,6 puntos con los que los pacientes valoran a la sanidad pública y están en línea con el 7,5 con el que se puntuaba en 2014 la satisfacción general con el sector privado (el  pasado año era un 81% el número de clientes que daba una nota de notable).

Javier Murillo, presidente del IDIS, destacaba que esta cuarta edición del informe “consolida los buenos datos” de los años anteriores y la reputación “creciente” del sector, y demuestra que, a pesar de su doble aseguramiento, los usuarios utilizan cada vez más la sanidad privada. “Estamos en el buen camino y como sector el reto es ir mejorando día a día nuestros estándares de calidad”, añadía.

A mayor uso, mayor satisfacción

Las conclusiones del informe muestran, en primer lugar, que el 67% de los asegurados tiene una antigüedad de más de tres años, siendo la media de 5,4 años. “A mayor conocimiento del seguro, mejor percepción del mismo y más uso”, comentaba Manuel Vilches, director general del IDIS, que exponía datos del propio informe para justificar su afirmación: “Quienes no han utilizado nunca la sanidad privada asignan una puntuación media de 7 puntos, frente a los 7,4 puntos que otorgan quienes la han utilizado hace más de un año y los 7,5 de quienes han acudido en el último año”.

La rapidez en ser atendido (77%), el trato del personal sanitario (56%) y la información que recibe (44%) son los aspectos más valorados por los pacientes cuando se les pregunta por los servicios prestados. Asimismo, el barómetro señala que los asegurados valoran positivamente los aspectos relacionados con la atención y accesibilidad (este apartado alcanza una valoración media de 7,3), siendo especialmente destacado el tiempo de espera para la realización de pruebas diagnósticas y la obtención de resultados (7,5), la facilidad para concertar una cita (7,5) y el tiempo que tarda el médico en atenderle desde que pide la cita (7,4).

“Asistencia en consulta y urgencias notable alto; sobresaliente en ingreso hospitalario”

Por otro lado, los resultados muestran que la atención asistencial recibida durante el ingreso hospitalario recibe una valoración de 8,3, seguida de un 7,9 en el caso de las urgencias y de un 7,7 cuando se habla de la consulta de atención primaria y especialistas. La nota más baja se da en atención primaria, según Vilches, debido a que su uso es menor ya que los pacientes prefieren acudir al sistema público, donde la prescripción farmacéutica está subvencionada. Respecto al uso de los servicios de la sanidad privada, el 83% de los asegurados los ha utilizado en alguna ocasión y seis de cada diez lo han hecho en el último año.

Finalmente, el informe muestra que los aspectos donde se obtienen valoraciones más bajas son los relaciones con prestaciones no sanitarias y, pese a aumentar la inversión en tecnología y medios, este aspecto todavía no es percibido en su totalidad por los pacientes, por lo que “tenemos un reto para comunicarlo mejor”, indicaba Vilches. El barómetro también señala que la principal desventaja de la sanidad privada hace referencia al coste económico asociado al seguro, elemento mencionado espontáneamente por uno de cada dos entrevistados.

Las conclusiones del Barómetro se presentaron en un acto en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC), con su secretario general como anfitrión, Juan Manuel Garrote, y la presencia también de Juan Abarca, secretario general de IDIS.

► El informe y los resultados por Comunidades Autónomas están disponibles en este vínculo.

Presentación del Barómetro IDIS