“Las aseguradoras españolas que compraron mucha deuda a largo plazo en 2012 y 2013, cuando los tipos de interés eran muy altos, se benefician ahora de importantes plusvalías que ya empezaron a realizar en 2014 y podrían soportar su rentabilidad durante algunos años”, afirma Marco Sindaco, director de Rating de Seguros de S&P. La fuerte rebaja de los tipos, “ha dibujado también una situación que ahora beneficia los niveles de capital de las aseguradoras españolas e italianas que adquirieron deuda con alto rendimiento en sus países”, añade el analista en entrevista que hoy publica ‘Expansión’. Advierte que la situación de bajos tipos de interés “puede ser problemática también para las aseguradoras del sur de Europa si se prolonga más de 3 o 4 años, pero en cualquier caso es también una oportunidad para que las aseguradoras diversifiquen su cartera por sectores y geográficamente”.

Las previsiones de S&P para el seguro de Vida en España apuntan a un crecimiento del volumen de primas en 2015 después de dos años de retroceso. En opinión de Sindaco, “la mejora de la situación económica y una menor competencia con otros productos financieros” ayudarán en esta recuperación. En cuanto a No Vida, apunta que la rentabilidad técnica “se ha deteriorado un poco cada año, desde 2011, principalmente como consecuencia de la mayor competencia en un clima de menor demanda”, pero, matiza, “sigue siendo buena en términos absolutos y en comparación con otros países, gracias también a la caída de la frecuencia de los siniestros”.

“Parece claro que los precios del seguros de Autos han tocado fondo”

Comenta, en relación al seguro de Autos, que “con la mejora de la situación económica, está subiendo la frecuencia de los siniestros y no hemos visto el mismo cambio de tendencia en los precios, aunque el mercado sí habla de subirlos”. El baremo “mantendrá su efecto estabilizador, que resulta muy beneficioso, pero según nuestras previsiones podría tener un impacto negativo inicial en el ratio combinado de responsabilidad civil de Autos, que puede aumentar entre un 4% y un 6%”. En todo caso, “será un efecto temporal, ya que las compañías van a ajustar sus precios con el baremo. La cuestión es en qué medida y con qué rapidez”. Y concluye: “Lo que parece claro es que los precios del seguros de Autos han tocado fondo”.