La resolución de la reforma hacendaria que se aprobó por los diputados ya no contempla que las aseguradoras paguen impuesto por las reservas que generan cada año. De esta forma, se descarta que las modificaciones fiscales afecten de forma directa al sector asegurador, según informó el gremio, tal y como recoge ‘El Economista’.
Juan Ignacio Gil Antón, director de Seguros Corporativos de GNP, explicó que la reserva es la prima que se tiene de los asegurados y que se utiliza para enfrentar los riesgos, sin embargo, las autoridades entendían que dichas reservas tenían un origen diferente y se utilizaba para otros efectos.

Por su parte, Javier Rodríguez Della Vecchia, director general de Seguros Generales de ZURICH, destacó que el sector entregó una serie de consideraciones a las autoridades y a los legisladores, donde se incluía que se suprimiera de la propuesta el concepto de aplicar Impuesto Sobre la Renta (ISR) a las reservas que cada año generan las empresas de seguros. “La situación que nos preocupaba era la no deducibilidad de los incrementos de las reservas en curso, pero ya fue eliminada del paquete y, en ese sentido, no vemos una afectación de manera directa al sector”, sostuvo.

Por otro lado, añadió que se decidió quitar la propuesta de aplicar ISR a las reservas porque iba en contra del principio del seguro y de lo que piden las mismas autoridades, debido a que éstas solicitan que las empresas acumulen reservas para demostrar que se encuentran solventes ante los riesgos que asumen.

Por otro lado, manifestó que les inquieta los efectos que la reforma pueda provocar en la clase media, debido a que su capacidad de compra se podría ver limitada. Sobre este tema, Juan Ignacio Gil Antón, de GNP, enfatizó que desconocen hasta qué punto afectará el nuevo límite de deducciones en personas físicas, el cual, con las modificaciones en la Cámara de Diputados, se queda en cuatro salarios mínimos anuales, es decir, alrededor de 95.000 pesos (7.359 dólares).