El aumento de las insolvencias en China en un 20% en 2016 tendrá implicaciones no solo para el propio país, sino también para sus socios comerciales. Los países industrializados tienen un sistema inmune relativamente fuerte en comparación con muchos de los países emergentes. En Latinoamérica, son especialmente sensibles Argentina, Brasil, Ecuador, Venezuela y, en cierta medida, Chile, según revela el estudio de EULER HERMES, dando a conocer por SOLUNION. “El salto de la fiebre china a través del Pacífico puede parecer sorprendente de un primer vistazo, pero de hecho, China es uno de los principales socios comerciales de América Latina”, comenta Ludovic Subran, consejero de SOLUNION y economista jefe de EULER HERMES. “En los últimos quince años, el comercio entre Latinoamérica y China se ha multiplicado por veinte. Y lo que es más, China busca doblar los números actuales y alcanzar una cifra de comercio bilateral en torno a los 500.000 millones de dólares en 2019”. “Los ingresos en los países de Latinoamérica están cayendo al tiempo que las exportaciones. La restrictiva política financiera de China, hace peligrar la financiación extranjera”, añade el directivo.