La OCDE reconoce que en diferentes países del mundo se han afrontado reformas para aumentar la sustentabilidad financiera de los sistemas de pensiones y los pensionados tienen un nivel de vida más alto que nunca.