El papel que tienen las redes sociales tanto en nuestras vidas como en el de las empresas es fundamental.  Esta situación ha provocado un nuevo modelo de comunicación, no sólo entre las personas, sino entre las marcas y sus públicos. Por este motivo, el uso corporativo de las redes sociales se ha convertido en un elemento imprescindible para las empresas, sus clientes ya no lo buscan en la tele o en la radio, ahora tenemos la posibilidad de ir todo el día en sus bolsillos.