La industria de seguros alcanzó el pasado año una morosidad total de 360,5 millones de dólares, incluyendo impuestos y seguros del Estado, 2,7 millones más que lo registrado el año anterior, según cifras de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá. No obstante, según las cifras publicadas por ‘Capital Panamá’ la morosidad a 30 días registra un saldo de 52,1 millones, 17 millones menos que el año anterior, mientras que el saldo de más de 90 días fue de 23,9 millones, 1,1 millón más que los registrados en 2012.
El director ejecutivo de la Asociación Panameña de Aseguradores (Apadea), Carlos Berguido, señaló que la aprobación de Ley 12 de 2012  “ha tenido un impacto favorable para luchar contra la alta morosidad en la primas por cobra de la industria”, aunque destacó que “sigue siendo un problema que requiere de  atención, sobre todo de aplicación más estricta de la Ley”. El saldo moroso pasó de un 32% en el 2009 a un 27% en 2013, cinco puntos porcentuales que representan una reducción de 18 millones, de acuerdo con cifras ofrecidas por Apadea.

Igual situación ocurrió con la morosidad grave, aquellas con más de 90 días, que  pasó de un 12% a en el 2009 a un 8% para el cierre del 2013
, lo que equivale a unos 14 millones. “Esto es en gran parte gracias a las herramientas que la Ley 12 pone a disposición de la industria para hacer efectivo el cobro de la prima”, precisó Berguido, sin embargo advirtió que “el tema aún es una asignatura pendiente de aprobación”.

LA MAYOR MOROSIDAD LA REGISTRA AUTOS

Entre los principales deudores de las empresas aseguradoras figura el Estado, con  28,6 millones. En el año 2012 la deuda estatal fue de 25 millones. Según publica el diario un porcentaje considerable de las cuentas por cobrar de la industria que caen en la clasificación de morosas, corresponde a grandes clientes, como el caso del Estado panameño, que si bien suele atrasarse en el pago, éste se hará.

Los ramos que registraron  una mayor morosidad fueron  Autos, con 114,4 millones; Incendio y Líneas Aliadas, con 58,6 millones; Fianzas, con 41,6 millones; y Responsabilidad Civil, con 31,6 millones. Por su parte, los ramos que registraron una morosidad más baja fueron: Residencial, con 1,3 millones;  Comercial e Industrial, con 2,3 millones;  Vida Individual, con 2,8 millones; y Robo con 3,4 millones.

Del total en mora, 360,5 millones, 294,2 millones corresponden a prima neta por cobrar; sin embargo, la reserva  por cuentas malas asciende a 566,8 millones.

Cabe recordar que la nueva legislación de seguros establece que después de una morosidad de 30 días la póliza queda en suspenso, sin obligación para la empresa aseguradora, y se reactiva cuando el cliente vuelve a ponerse al día.