El informe ‘Estrategias de transformación para el sector asegurador. Cómo las compañías líderes logran diferenciarse fuera de su zona de confort’, elaborado por IBM Global Business Services entre 20 aseguradoras globales, pone de relieve que en mercados maduros, como el actual, con capital restringido y mayores riesgos, las aseguradoras tienen el reto de “trabajar más rápido, de una forma más eficientemente y, por encima de todo, de manera más inteligente para superar toda una serie de retos que van desde clientes tecnológicamente sofisticados a un clima financiero exigente”.
En la presentación del informe también se apunta que “las estrategias del pasado, consistentes en un intercambio incesante de clientes desleales e insatisfechos basado en la mera competencia de tarifas, no resultarán atractivas para unos clientes mejor preparados, ni contribuirán a una retención sostenible ni a un crecimiento significativo”. Para lograr los retos que se tienen ante sí las aseguradoras, indica el informe, quetendrán que ser más ágiles e innovadoras y comunicarse mejor con sus clientes, así como internamente y dentro del sector”.

Además de los retos económicos, las aseguradoras tendrán que afrontar otros retos que repercuten en sus estrategias. En este sentido se destaca que “la evolución del comportamiento de los clientes y las nuevas fuerzas tecnológicas, como la explosión de las redes sociales, la revolución de la movilidad, la analítica de negocio y los modelos cloud, han alterado profundamente la economía: las cadenas de valor se fragmentan, los secretos convergen y nacen nuevos ecosistemas”. Todo esto, se añade, “alejará a las aseguradoras líderes del modelo clásico basado en productos y centrado en la organización que la mayoría todavía sigue y les empujará hacia una economía Everyone-to-Everyone (E2E)”.

La economía E2E se basa en un alto grado de colaboración y conexión entre los actores económicos, incluyendo las aseguradoras y sus clientes. Estos últimos esperan una interacción multimodal y multidireccional, con una relación de negocio que se caracterice por un alto grado de transparencia, comodidad y valor.

Junto a lo anterior, también se observa un cambio demográfico en una población envejecida, especialmente en los mercados maduros, y la normativa, que influirá en los cambios que habrá que realizar. El informe apunta que a medida que el entorno cambia hay más aseguradoras que encuentran dificultades para ser rentables. A lo que añade que, mediante las entrevistas realizadas a aseguradoras de todo el mundo, se ha concluido que “los líderes en el ámbito de los seguros se diferencian por sus estrategias en cuatro dimensiones: clientes, interacciones, servicios y estructuras”. También se recoge que “el 72% de los líderes encuestados usan en gran medida redes sociales para comunicarse con los clientes: casi el doble que los demás”; el 83% de los líderes del sector asegurador consideran “la especialización importante para las decisiones estratégicas frene al 56% del resto”; también destina un 50% más a inversión en TI.