BrasilEl presidente de la Escuela Nacional de Seguros habla sobre la tercera edición de la Certificación Profesional CNseg

La creadora de la prueba de la  y del curso preparatorio para la misma, la Escuela Nacional de Seguros tiene como presidente desde 2005 a Robert Bittar, que también es corredor y vicepresidente de Fenacor. En una entrevista al portal CNseg, Bittar habla sobre esta tercera edición, que tendrá lugar el 19 de octubre, en 10 ciudades brasileñas, y sobre los movimientos del sector asegurador para fortalecer la calificación de sus profesionales.

  • CNseg.- ¿Cómo puede la CPC contribuir a la evolución del mercado de seguros?

    Robert Bittar.- Al establecer una evaluación que mide el nivel de conocimiento de los profesionales de seguros, la CNseg está contribuyendo al perfeccionamiento de los servicios prestados por nuestra industria.

    El programa tiene la premisa de promover la calificación técnica de quienes actúan en el sector, lo que genera, por sí solo, una actualización y ampliación de conocimientos, aportando beneficios a todos los involucrados en el proceso: los profesionales, las empresas y, en última instancia, la sociedad. La CPC es una iniciativa espontánea y no se vincula a ninguna normativa superior, lo que demuestra la importancia que las instituciones del sector atribuyen a la valorización del capital humano como una de las formas de entregar cada vez más los mejores servicios a los consumidores.

    CNseg.- ¿Usted percibe que hay un compromiso de las empresas del sector en la divulgación de la CPC? ¿Qué pueden hacer estas empresas para contribuir con este esfuerzo de mejora de los profesionales del seguro?

    Robert Bittar.- Actualmente, el sector asegurador vive un momento de gran sinergia entre todos los agentes que en él militan, hay un interés común de hacer nuestra industria cada vez más conocida y prestigiosa por la sociedad. Este pensamiento convergente también se verifica cuando el asunto es de cualificación profesional, donde la CPC está insertada. Hoy existe un consenso de que el continuo perfeccionamiento del capital humano es un pilar estructural para el desarrollo del seguro y áreas relacionadas. Por lo tanto, entiendo que todas las empresas y entidades que componen nuestra industria deben incentivar, a través de los programas internos de formación, a sus colaboradores a buscar programas de actualización y capacitación técnico-académica. También reconocer el esfuerzo y el rendimiento de aquellos colaboradores que aprueban en el examen. El ser aprobado en el examen atestigua el conocimiento amplio de las actividades de seguros, y eso debe ser valorado.

    CNseg.- ¿Cómo está tratando la Escuela este asunto con sus alumnos?

    Robert Bittar.- Estimulamos en nuestros alumnos la participación en cualquier acción o iniciativa que traiga mejoras para su desempeño profesional, y eso también se aplica a la CPC. Procuramos mostrarles que la búsqueda permanente por nuevos conocimientos marcará toda la diferencia en la construcción de una carrera exitosa. El curso preparatorio se ofrece en la modalidad a distancia, y ha sido elogiado por los alumnos.

    Es importante destacar que la Escuela Nacional de Seguros emplea todo su know-how y expertise en la preparación del curso preparatorio, elaboración y aplicación de las pruebas, para que la CPC sea siempre reconocida como una iniciativa de gran importancia y excelencia para todo el mercado asegurador.