La fecha de ayer formará parte de los hechos destacados en la historia del Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid por ser el día de inicio del ‘I Foro Madrid Seguro’, impulsado por la institución colegial. Con esta idea y unas palabras de bienvenida por parte de Ángel Corada, gerente del Colegio organizador, comenzó el encuentro que, bajo el lema ‘Descifrando los enigmas de la nueva Mediación de Seguros’, se celebró en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.
Elena Jiménez de Andrade, presidenta del Colegio madrileño, agradeció de forma especial que Su Majestad el Rey aceptase la Presidencia de Honor del foro, pues, con ello, se reconoce el trabajo de los mediadores. En su discurso también recordó que esta profesión es necesaria, aclarando que no se trata de “un modelo con caducidad” porque, manifestó, “tenemos nuestra propia personalidad y queremos a nuestra profesión”. Asimismo, en sus palabras de defensa de la profesión, subrayó que “la Mediación somos el rostro amable, portadores de una forma de vida; somos arte y parte de la vida de las personas”. Además, afirmó con rotundidad que la Mediación no se “hunde, estamos vivos” y no dará la razón a “quienes quieren convertirnos en una pieza de museo”.

En su intervención no faltaron unas palabras sobre el Plan Estratégico de la Mediación (PEM), apuntando que se debe “convertir en una filosofía”; de hecho, el origen de este foro se encuentra en el PEM. “No debemos resignarnos; desde los colegios queremos contribuir a construir una forma de pensar diferente; todos tenemos que ser protagonistas e impulsar lo que nos haga mejores; el futuro somos todos y juntos lo haremos posible”, concluyó.

José María Campabadal, presidente del Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros, reconoció el esfuerzo realizado para poner marcha el foro, “un proyecto valiente”. “Madrid necesitaba un acto como este”, declaró.

Flavia Rodríguez-Ponga, directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, en sus palabras de apertura del acto, trasladó dos mensajes. Uno, el compromiso de la DGSFP con la Mediación, recordando la IMD II y cómo en este trabajo legislativo “se han puesto encima de la mesa cuestiones de importancia para el sector”; en este sentido, aseveró que “sabemos lo que estamos haciendo y defenderemos nuestra postura con convicción ante nuestros colegas europeos”. También indicó que, con el texto actual, se sienten “más confortables” que con el que anterior. En su segundo mensaje, resaltó la importancia de que el mediador esté cerca de los clientes, aclarando sus dudas y buscando siempre el mejor producto. “Esto es bueno para el sector”, concluyó.

PAULATINA DISMINUCIÓN DE ASEGURADORAS

La primer conferencia estuvo a cargo de Fernando Moreno, subdirector general de Inspección de la DGSFP, que ofreció a los asistentes los principales datos del sector y recordó los proyectos normativos en los que la DGSFP está trabajando actualmente. Así, recordó la disminución paulatina que se está produciendo en el número de entidades: en la actualidad, hay registradas 264. “Poco a poco, el sector se va concentrando”, constató.

También manifestó que en Vida las cinco primeras entidades tienen el 50% de la cuota de mercado, mientras que en No Vida las cinco primeras acaparan el 38 %. Asimismo, destacó la caída experimentada en el volumen de primas entre 2012 y 2013, apuntando que esta es “mayor si observamos desde 2009”. No faltó la alusión al peso que el sector tiene en el PIB, con un 5,5 %, y destacó que la prima media por habitante es de 1.194 euros. Además, indicó que tanto en Vida como en No Vida ha disminuido el importe de la prima; en No Vida, la caída se encuentra entre el 1% y el 2%; y en Vida se ha registrado un elevado vaivén, que en 2013 ha llegado a estar en torno al 5%.

En cuanto a solvencia, Moreno destacó que las compañías cuentan con activos superiores a los compromisos, más en la parte de No Vida que en Vida y el margen de solvencia es un colchón importante para garantizar la solvencia futura; en Vida es dos veces mayor que el capital requerido actualmente y en No Vida es cuatro veces mayor. No obstante, recalcó que “la pregunta es si el colchón se va a mantener o se verá afectado por Solvencia II”.

En cuanto a los proyectos normativos, se refirió primero a la IMD II, cuyo texto estará influenciado por la MIFID y por el reglamento de los PRIIPs. También aludió a la transposición de Solvencia II, al anteproyecto de la Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reasegurados y a la Ley de Contrato de Seguro.