El 74% de las aseguradoras globales considera la Gestión Integral de Riesgos (ERM por sus siglas en inglés) como un factor estratégico para aportar valor al negocio, según un estudio de Towers Watson entre compañías de seguros de todo el mundo.
El informe refleja que las empresas que comparten esta opinión son casi dos veces más propensas a manifestar que están satisfechas con el rendimiento de su ERM (73%) qie aquellas que la consideran como un mero instrumento para el control de riesgos (18%) o cumplimiento normativo (8%).

Según el informe, el nivel de satisfacción de las compañías con el rendimiento de su marco de gestión ha crecido en 10 puntos porcentuales en los últimos dos años, hasta el 63%; el incremento en las empresas europeas durante el mismo periodo ha sido de 7 puntos, hasta el 69%. Además, la encuesta refleja que las empresas cuyas funciones de ERM están bien integradas en su plan de negocio muestran mayores tasas de satisfacción (82%) que aquellas sin un plan estratégico integrado (53%).

Del mismo modo, aquellas con un marco de apetito al riesgo vinculado a límites específicos expresaron mayores tasas de satisfacción (76%) frente a las que no contaban con dicho marco (50%). Por otro lado, siete de cada diez directivos encuestados esperan mejorar la toma de decisiones en cuanto a riesgos/rentabilidad con el fin de aumentar el valor para sus accionistas. En cuanto a las principales barreras para la implementación de un marco de gestión integral de riesgos durante 2015, los encuestados identifican las cuestiones normativas como el principal obstáculo.