La presidenta de UNESPA, Pilar González de Frutos, participó ayer como ponente en la VII Conferencia de Seguros de Brasil (Conseguro), con una exposición sobre el proceso de adaptación de las aseguradoras europeas a la Directiva de Solvencia II, una normativa de interés para los mercados de América Latina, que paulatinamente están adaptando regímenes regulatorios para el sector basados en el riesgo.
Sobre el futuro, González de Frutos hizo hincapié en el desarrollo de los modelos internos. Su evolución futura, comentó, depende de dos factores: “la proclividad de las entidades a presentarlos, y la rapidez del supervisor al revisarlos y, eventualmente, aprobarlos”. En su opinión, “lo que veremos al inicio será una proliferación de modelos parciales”, pues construir un “modelo total”, comprensivo de todos los riesgos de Solvencia II y más si este tiene que abarcar varias aseguradoras de un mismo grupo, “es una labor casi hercúlea que tomará su tiempo, y encuentro lógico que la decisión de muchos gestores sea ir poco a poco”.

Por ello, vaticinó González de Frutos, “creo que cuando empecemos a ver modelos totales generalizados podremos decir que el proceso de madurez de Solvencia II se ha completado”.

Otra cuestión a la que habrá que estar “bien atentos” en el futuro es la evolución del negocio de compromisos garantizados a largo plazo, “que es el fundamental para el ramo de Vida español, y proponiendo si es preciso ajustes al régimen que finalmente se ha prescrito”.