Gobernador Dirk Kempthorne, President & CEO de American Council of Life Insurers (ACLI)

“Los Gobiernos tienen que resistir a la tentación de hacer cambios continuamente y, en su lugar, ser fieles a un compromiso a largo plazo”, afirma en esta entrevista en exclusiva  el Gobernador Dirk Kempthorne, presidente y CEO de American Council of Life Insurers (ACLI). Así lo asevera en relación al principal reto que tiene por delante este año: “abogar por la aplicación de políticas públicas que promuevan la misión histórica de las aseguradoras de Vida de suministrar protección financiera y seguridad en la jubilación a las familias. Para ese fin, ACLI intenta revertir una regulación que hará aún más difícil a los que ahorran para su jubilación obtener la información y formación que quieren y necesitan sobre seguros de rentas y otros productos para la jubilación”. Junto a este desafío también revela que “otro tema clave tiene que ver con el desarrollo de los estándares de capital en Estados Unidos y a nivel internacional o la apuesta por inversión en infraestructura. Hay una enorme bolsa de proyectos de infraestructuras aplazados en los Estados Unidos. Las aseguradoras de Vida son ya las primeras inversoras en bonos de empresas locales”.

Durante esta entrevista, Kempthorne pone asimismo de relieve las buenas relaciones que mantiene Estados Unidos con América Latina, “En 2018 esperamos trabajar de cerca con la Asociación de Aseguradores de Argentina cuando el país acceda a presidencia del G-20”, ello sin afectar los posibles cambios políticos o económicos que vivan ambas regiones: “América Latina sigue siendo un socio y un mercado enorme para el seguro de Vida estadounidense porque compartimos los mismos compromisos con las familias, protegiendo el futuro de nuestros hijos y garantizando la dignidad de nuestros mayores. ACLI está comprometida a trabajar con nuestros socios de FIDES en el mantenimiento y la expansión de los beneficios que nuestro sector ofrece a los clientes y a la sociedad”.

‘Boletín Diario de Seguros América Latina’ (en adelante BDSAL).- Desde que están al frente de la asociación ¿cuáles han sido las principales medidas tomadas bajo su gestión?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.- Informar a quienes elaboran las políticas a todos los niveles –internacional, federal (US) y estatal- el importante y vital papel que el sector juega en las Vidas de las personas y en el crecimiento económico en todo el mundo. Además, pretendemos educar a los líderes ideológicos sobre lo que podemos hacer para mejorar la seguridad financiera y la jubilación.

Cuando intervine en la Conferencia de FIDES 2015, en Santiago de Chile, hice hincapié en cómo los productos de jubilación privados han demostrado poder ayudar a los países a afrontar la seguridad en la jubilación de sus ciudadanos. Los Gobiernos tienen que resistir a la tentación de hacer cambios continuamente y, en su lugar, ser fieles a un compromiso a largo plazo. Otro ponente en ese mismo panel era un miembro del Gobierno chileno, quien posteriormente me dio las gracias por hacer esta observación tan aparentemente obvia.

Gracias al trabajo de Raúl de Andrea, secretario general de la Federación, junto a los miembros de FIDES, podemos apoyarnos colectivamente con datos y experiencia conforme sus Gobiernos se fijan en la cambiante regulación u otras políticas que afectan a nuestro negocio.

 

BDSAL.- ¿Cuáles son las metas y objetivos principales de ACLI en este inicio de año?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.- Nuestros principales retos para 2017 son abogar por la aplicación de políticas públicas que promuevan la misión histórica de las aseguradoras de Vida de suministrar protección financiera y seguridad en la jubilación a las familias. Sé, por mis muchas conversaciones con Raúl de Andrea y sus miembros de FIDES, que todos compartimos estos mismos objetivos. Para ese fin, ACLI intenta revertir una regulación que hará aún más difícil a los que ahorran para su jubilación obtener la información y formación que quieren y necesitan sobre seguros de rentas y otros productos para la jubilación. Buscamos conseguir una demora en la puesta en marcha de esta norma y exploramos formas de forjar una regulación que sea práctica.

La normativa ideada por el anterior Departamento de Trabajo del presidente Obama impedía que muchos profesionales formados en la planificación de la jubilación pudieran informar y formar a los ahorradores sobre los seguros de rentas. Es algo que no tiene sentido cuando estás reconociendo que, con gente viviendo más tiempo que antes, necesitas información para garantizar unos ingresos de por Vida, cosa que los seguros de rentas ofrecen.

Otro tema clave tiene que ver con el desarrollo de los estándares de capital en Estados Unidos y a nivel internacional. Si se fijan demasiado altos, se perjudicará la capacidad de las compañías de crecer y ampliar sus servicios y protección a la gente. Si los pones demasiado bajos, entonces las garantías no son tan sólidas. Hay que buscar el nivel adecuado. Por eso, es esencial que quienes fijan los estándares y los reguladores de todo el mundo consideren el impacto que cualquier nueva propuesta de capital en nuestra industria puede tener sobre nuestra capacidad de ayudar a las personas y a las economías.

Un tema emergente es la inversión en infraestructura. Hay una enorme bolsa de proyectos de infraestructuras aplazados en Estados Unidos y en todo el mundo. La Sociedad Americana de Ingenieros Civiles estima que Estados Unidos necesitará una inversión de 3.600 millones de dólares en infraestructuras hasta 2020. El presidente Trump ha hecho un llamamiento para aumentar el gasto en la reconstrucción de infraestructuras. Si se administra adecuadamente, este programa de infraestructuras podría generar oportunidades de inversión para las aseguradoras de Vida.

Las aseguradoras de Vida son ya las primeras inversoras en bonos de empresas locales. Los bonos de las aseguradoras de Vida tenían un periodo de madurez media de 18 años cuando se compraron. La mayoría de las inversiones para infraestructuras se financian con bonos a largo plazo. Estos bonos a largo plazo se alinean perfectamente con los compromisos de las aseguradoras con sus tomadores. No sólo ofrecemos seguridad financiera, sino que nuestra inversión en infraestructuras crea puestos de trabajo no sólo en Estados Unidos sino en todo el mundo.

 

Además de mi cargo en ACLI, también soy presidente de la Federación Global de Asociaciones de Aseguradoras (GFIA). La Federación llevó a cabo una encuesta recientemente entre sus 41 miembros para saber más sobre políticas exitosas de gobierno que apoyan las inversiones en proyectos de infraestructuras por parte de las aseguradoras. Algunos de los mejores ejemplos están en Chile, donde muchas carreteras de peaje se construyeron financiadas por empresas de seguros y pensiones

“En 2018 esperamos trabajar de cerca con la Asociación de Aseguradores de Argentina cuando el país acceda a la Presidencia del G-20”

BDSAL.- Desde que se formó la asociación ¿cómo ha ido evolucionando su papel y cuál es el que tienen actualmente dentro del mercado asegurador? ¿Cambiará a futuro? Detallen por favor el número de asociados de sus organizaciones, volumen de primas, personas empleadas, etc.

 

Gobernador Dirk Kempthorne.- Nuestras compañías han estado suministrando productos de protección financiera desde antes de que nuestra nación se fundara, hace 240 años. El sector asegurador estadounidense ha estado regulado históricamente a nivel estatal, así que nuestra fijación ha estado siempre centrada en los reguladores estatales. Conforme la oferta de nuestras compañías se ampliaba para incluir productos de jubilación, nuestra relación con quienes elaboraban las políticas en Washington D.C. se incrementó. En los últimos años, y especialmente desde la crisis financiera de 2008-2009, ACLI ha dedicado más recursos que nunca a la educación internacional y al apoyo activo.

Hemos tenido contactos anuales con los líderes del G-20, empezando con la presidencia mexicana del G-20 en 2012, cuando fuimos invitados por Recaredo Arias, de la AMIS, en Ciudad de México. Este contacto anual ha sido vital pues nos ha permitido educar a los líderes mundiales en la importancia de nuestro sector y lo diferente que es de los bancos.

En 2018 esperamos trabajar de cerca con Francisco ‘Pancho’ Astelarra, de la Asociación Argentina, cuando su país acceda a la Presidencia del G-20. Conocí a Pancho y a otros muchos miembros de la familia de FIDES en la boda de la hija de Recaredo, el pasado octubre en México, y luego otra vez en noviembre, en Paraguay, durante la asamblea general de la Federación Global que tuvo lugar a la vez que la reunión anual de la Asociación Internacional de Supervisores de Seguros.

Igual que el mercado asegurador evoluciona, ACLI se adaptará también al cambio para poder apoyar y representar de la manera más efectiva a nuestras compañías, nuestro sector y nuestros clientes. Tenemos cerca de 300 miembros que ofrecen seguros de Vida, rentas, planes de jubilación, y seguros y reaseguros de dependencia e incapacidad que representan el 94% de los activos del sector en Estados Unidos.

EE.UU.: 75 millones de familias confían en el seguro de Vida

 

BDSAL.- ¿Cómo ha concluido la actividad aseguradora en su mercado el pasado año y qué previsiones manejan para este que acabamos de iniciar?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.- La gente contrata seguros de Vida por tranquilidad y para tener una seguridad financiera. En 2015, la cobertura de los seguros de Vida en Estados Unidos alcanzó la cifra record de 20,8 billones de dólares. En total, 75 millones de familias americanas confían en las aseguradoras de Vida, que pagaron más de 500.000 millones de dólares a cuenta de contratos de seguro de Vida y rentas. Los datos de 2016 están todavía calculándose.

En 2017, sabemos que las familias continuarán necesitando seguros de Vida y otros productos de protección financiera. Pero no nos centramos en el corto plazo. Durante los próximos 13 años, 10.000 personas cada día alcanzarán los 65 años en Estados Unidos. Nuestro sector puede jugar un papel crítico para ayudar a estas personas a jubilarse con dignidad gracias a nuestros productos de ahorro y garantía de ingresos vitalicios.

 

BDSAL.- ¿Qué líneas y negocios han tenido un mejor comportamiento? ¿Cuáles, por el contrario, necesitan un impulso?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.- Hemos visto un incremento del 4% en la compra de nuevos seguros de Vida en 2015, lo que es alentador. Pero las rentas se han visto afectadas por el largo periodo de bajos tipos de interés y por un entorno regulador que ha generado incertidumbre. Los poseedores de seguros de rentas han hecho menos aportaciones en sus productos en 2015 que en 2014. Parece que los tipos de interés podrían subir este año, lo que mejoraría las condiciones del mercado para las rentas.

 

BDSAL.- ¿Cómo cree que afectará a la economía americana, de forma general, y a la industria aseguradora, en particular, la nueva presidencia de Donald Trump? ¿Y a las relaciones con Latinoamérica?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.- Como en cualquier transición presidencial, esperamos que la Administración Trump busque poner en marcha su visión de la economía estadounidense y de la creación de empleo, pero este proceso está en sus inicios. Dicho esto, estamos contactando con el equipo de Trump para formarles en el valor único que los productos y servicios de nuestro sector brindan a los ciudadanos, la economía y la sociedad. En nuestros mensajes incluimos la importancia que nuestra industria pone en la relación comercial con los mercados de todo el mundo, y seguimos pidiendo que nuestro sector pueda gestionar riesgos eficientemente en todo el planeta.

América Latina sigue siendo un socio y un mercado enorme para el seguro de Vida estadounidense porque compartimos los mismos compromisos con las familias, protegiendo el futuro de nuestros hijos y garantizando la dignidad de nuestros mayores. He hablado de estos compromisos muchas veces, incluyendo durante visitas oficiales a Chile, Brasil, México y Paraguay. ACLI está comprometida a trabajar con nuestros socios de FIDES en el mantenimiento y la expansión de los beneficios que nuestro sector ofrece a los clientes y a la sociedad.

 

“El mayor cambio demográfico de la historia”

 

BDSAL.- A grandes rasgos, ¿cuál será la evolución del seguro de Vida durante los próximos años? ¿Dónde se encuentran las oportunidades del sector?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.- Estamos en medio del mayor cambio demográfico de la historia. Con cada vez más gente llegando a la edad de jubilación y con la esperanza de vida aumentando, los trabajadores estadounidenses y sus familias necesitarán recursos financieros adicionales para poder retirarse con dignidad. El seguro de Vida está bien posicionado para ayudar, ya que nuestros seguros de rentas son los únicos productos que el sector privado ofrece que garantizan unos ingresos de por vida.

Cuando se creó la Seguridad Social en 1935, había 12 trabajadores americanos por cada jubilado. Hoy, hay tres y dentro de poco el ratio será de dos a uno. El ratio de trabajadores por jubilado está cayendo en todo el mundo. En Japón ya es de dos a uno y va camino del uno a uno.

Esto no es sostenible. Los contribuyentes de todo el mundo no podrán soportar financieramente el número de jubilados que acceden a los sistemas públicos de pensiones. Los productos que las aseguradoras de Vida ofrecen pueden reducir la dependencia de los Gobiernos. Podemos ofrecer el complemento del sector privado a la red de seguridad pública.

 

BDSAL.- ¿Qué cambios reales son los que necesita el sector privado pensional actual? ¿Qué queda por hacer? ¿Deberían de coordinarse el sector privado y el público para asentar las bases de futuro del sistema de pensiones?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.-  Las reglas que gobiernan el sistema privado no sólo han de animar a la gente a ahorrar más. También han de ayudar a los trabajadores a acceder a productos que les proporcionen un ingreso de por vida para que puedan convertir sus ahorros para la jubilación en un flujo constante de ingresos que no se agote mientras vivan.

En Estados Unidos, hemos cambiado de un sistema de jubilación de prestación definida a otro de aportación definida que sitúa mayor responsabilidad en el individuo. En prestación definida, los jubilados reciben una pensión de por vida, aunque la solvencia de algunas de estas cuentas no es muy clara. Bajo la aportación definida, los trabajadores acumulan ahorro pero, a menudo, no tienen acceso a un ingreso vitalicio garantizado. ACLI está animando a que se revise la regulación para que los empresarios puedan ofrecer más fácilmente rentas vitalicias en sus planes.

Respecto a la coordinación entre los sistemas público y privado, el sistema público de Seguridad Social nunca pretendió ser la única fuente de ingresos de los jubilados. Las cuentas de jubilación privadas han incrementado el sistema público. Si no se reforma, el sistema de Seguridad Social recortará las pensiones un 21% en 2034. Las aseguradoras de Vida piden a las personas que tomen medidas urgentes para paliar esta reducción mediante el aumento del ahorro en planes de jubilación, rentas vitalicias y otros instrumentos.

Esto no es un tema exclusivo de Estados Unidos. En la convención de la AMIS en Ciudad de México en 2015, moderé un panel en el que se debatió la importancia de introducir ventajas fiscales para los productos de Vida y pensiones con el objetivo de conseguir más ahorro para la jubilación. El hecho es que la gente vive más en todo el mundo, por lo que todos tendremos sociedades más grandes y envejecidas.

 

BDSAL.- ¿Está la sociedad estadounidense concienciada sobre el problema del envejecimiento y lo que implicará en materia de pensiones?  ¿Cómo se puede estimular la necesidad de ahorrar para las pensiones futuras? ¿es una cuestión de concienciación personal y pública o de incentivos fiscales?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.-  Un reciente estudio realizado por una de nuestras compañías mostraba que la principal preocupación de los americanos en relación a la jubilación es que el dinero no les llegue hasta el final y se les acabe antes. Tener una mayor cultura financiera y conciencia del problema por parte de los trabajadores ayudaría a que la gente ahorrase para su jubilación. También, facilitar a los empresarios el ofrecer productos de renta vitalicia en sus planes de jubilación ayudará a los americanos a encontrar la tranquilidad al saber que pueden tener un ingreso garantizado de por vida.

Asimismo, se necesita que existan los incentivos adecuados para que los empresarios ofrezcan planes de jubilación de manera que más personas puedan acceder a ellos. En los Estados Unidos, la mayoría de las personas contratan planes de jubilación privados a través de sus empresas. Pero muchos pequeños negocios tienen dificultades para establecer planes de jubilación para sus empleados. Los responsables políticos tienen que eliminar lo que llamamos ‘papeleo’ y otros obstáculos que hacen que sea difícil para las empresas el establecer planes de jubilación.

En la Conferencia de FIDES de 2015 en Chile, exploramos los retos a los que se enfrenta la gente de todo el mundo cuando ahorran para la jubilación. Se habló sobre si la jubilación se estaba convirtiendo en un lujo. Y nuestra respuesta fue inequívocamente que no. Como la comida, la ropa o tener un cobijo, la jubilación nunca debe convertirse en un lujo.

 

Tener una mayor cultura financiera por parte de los trabajadores ayudaría a que la gente ahorrase para su jubilación. También, facilitar a los empresarios el ofrecer productos de renta vitalicia en sus planes de jubilación ayudará a los americanos a encontrar la tranquilidad al saber que pueden tener un ingreso garantizado de por Vida

La tecnología es fundamental para llegar a nuestros clientes

BDSAL.- ¿Qué papel vislumbran tendrá internet y las nuevas tecnologías en el seguro estadounidense? ¿Y las redes sociales?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.-  Internet y la tecnología móvil ha cambiado la forma en que los americanos hacen negocio, y el seguro de Vida no es una excepción. Muchas de nuestras compañías están desarrollando apps y plataformas de redes sociales para conectar mejor con el cliente de hoy. Por ejemplo, las compañías usan la tecnología para ofrecer una mejor experiencia al cliente ofreciéndoles precios más bajos si demuestran tener un estilo de vida saludable mediante wearables que monitorizan su actividad física.

Por supuesto, estos avances no se limitan al mercado estadounidense. Durante la asamblea  general de la Federación Global, en Asunción, Paraguay, el otoño pasado, hablamos sobre cómo los avances tecnológicos pueden impactar en todos los mercados, incluyendo América Latina. He oído varias iniciativas muy innovadoras de colegas de Brasil, Chile, Colombia y México.

 

BDSAL.- El desarrollo de las tecnologías también está evolucionando en el uso de drones, blockchain, Big data… ¿está el mercado asegurador preparado para integrarse en esta tecnología? ¿Qué ventajas y desventajas aportará el uso en el seguro de estas tecnologías?

Gobernador Dirk Kempthorne.-  Los avances tecnológicos siguen cambiando la forma de vivir de la gente y las aseguradoras de Vida trabajan duro para utilizar estos avances en beneficio de sus tomadores. Por ejemplo, cada vez más gente realiza transacciones financieras con sus teléfonos móviles. Las compañías de Vida saben que tienen que llegar a sus clientes allí donde estén. Un estudio reciente muestra que el número de aseguradoras de Vida con iniciativas móviles dirigidas a los clientes se ha duplicado en los últimos cinco años. Las nuevas tecnologías son simplemente el último escalón un nuestra histórica y fundamental forma de llegar a nuestros clientes.

La ventaja de usar tecnología innovadora es que ofrece a los clientes acceso a importantes productos de seguros de la manera más eficiente posible. El inconveniente de estas tecnologías es que un mundo permanentemente conectado puede generar problemas de ciberseguridad. El sector asegurador, junto con los reguladores y las fuerzas de seguridad, trabaja con diligencia para minimizar estas preocupaciones.

 

BDSAL.- ¿Qué otros riesgos emergentes afectan al mercado de Vida? ¿Cómo combatirlos?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.-  Los riesgos emergentes y las tecnologías rompedoras están afectando a nuestro sector en todo el mundo, incluyendo el mercado de Vida. Las aseguradoras operan en un mercado muy regulado, lo que puede dificultar el dar una respuesta rápida frente a los que tienen estas tecnologías disruptivas. Las aseguradoras y los legisladores deben trabajar juntos para que las normas y leyes actuales nos permitan innovar y ofrecer la mejor experiencia posible a nuestros clientes.

 

BDSAL.- ¿Cuáles son los aspectos regulatorios que más preocupan o deben mejorarse en su región?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.-  Como dije antes, el problema del envejecimiento es un gran reto en nuestro país. También genera oportunidades para nuestro sector al ayudar a la gente a ahorrar y prepararse para la jubilación, algo que puede durar 20 o 30 años. Conforme se amplía la esperanza de vida, se hace más necesario que las leyes erróneas propuestas para la venta de productos de jubilación se corrijan y que los consumidores puedan obtener información y soluciones de ahorro para la jubilación que necesitan para retirarse con dignidad.

La gente tiene que ahorrar más y planificar más. En Estados Unidos, la mayor parte de esto se produce en el lugar de trabajo. Por tanto, trabajamos con los legisladores para facilitar a los empresarios la puesta en marcha de planes de jubilación.

Un tema que me preocupa y que no he tratado es el del seguro de dependencia. En Estados Unidos, si tienes 65 años tienes un 50% de probabilidades de vivir hasta los 85. Y tienes un 70% de probabilidades de necesitar asistencia a largo plazo. Hubo un tiempo en que más de 100 compañías de Vida ofrecían seguros de dependencia. Hoy son escasamente una decena. Las condiciones del mercado y las presiones regulatorias se lo han puesto difíciles a las aseguradoras de dependencia. Necesitamos una colaboración más estrecha entre quienes establecen las medidas políticas y el sector que conduzca a un entorno más propicio en el que las aseguradoras puedan ofrecer seguros de dependencia.

Tenemos que trabajar mejor para conseguir llegar a nuestros clientes potenciales. En la reunión de la Federación Global, en Paraguay, Recaredo Arias moderó un interesante taller sobre la inclusión financiera. Aumentando la cultura financiera y la comprensión del valor social y económico por parte del consumidor podemos ayudar a millones de personas de todo el mundo que se encuentran en mercados con baja penetración.

 

“La región es una fuente de crecimiento a medio y largo plazo”:

 

Me gustaría centrarme en América Latina. Creo que nuestros miembros consideran la región como una fuente de crecimiento a medio y largo plazo debido a la situación demográfica y a los puntos básicos subyacentes de independencia energética, innovación e inclusión financiera que muchos países en América Latina tienen en marcha. Muchos mercados tienen una penetración pequeña del seguro. El reto para nuestro sector es trabajar con los líderes nacionales, los reguladores y los líderes de opinión para ayudar a las personas a tener seguridad financiera para sí y para sus familias. Esto permitirá a los Gobiernos concentrarse en los que no son capaces de cuidar de sí mismos.

“ACLI está muy orgullosa de su pertenencia a FIDES”

 

BDSAL.- ¿Cuál es su papel como representante dentro de FIDES?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.- Tengo suerte de trabajar con FIDES y con las asociaciones miembro a diferentes niveles, tanto como responsable de ACLI, que es miembro de FIDES desde hace mucho tiempo, como como presidente de GFIA, de la que FIDES es miembro.

ACLI está muy orgullosa de su pertenencia a FIDES y se alegra de poder apoyar sus esfuerzos para concienciar a los políticos de todo el mundo sobre el papel único que nuestros productos juegan. Ayudamos a los trabajadores a proteger a sus familias y ayudamos a los gobiernos construir inversiones a largo plazo que apoyen el crecimiento económico y la creación de empleo. FIDES es parte integrantes del sector asegurador del Hemisferio Occidental. ACLI y nuestros miembros son participantes activos en muchas de las acciones de la Federación.

 

BDSAL.- ¿Qué les aporta pertenecer a FIDES?

 

Gobernador Dirk Kempthorne.-  FIDES aporta muchos beneficios a sus miembros, pero los más importantes son Conocimiento y Liderazgo de opinión: FIDES es una fuente excelente de información sobre los desarrollos regulatorios y de la industria en los países miembro. Esto es utilísimo para ayudar a comprender las propuestas legislativas y las tendencias globales. Como muchos de los mercados miembros son fuente de políticas y regulaciones innovadoras, es muy útil tener la perspectiva doméstica sobre estas propuestas para comunicar nuestro compromiso a nivel global.

Como ACLI tiene su sede en Washington D.C., que también es sede del Banco Interamericano de Desarrollo, del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, veo a mis colegas de FIDES cuando vienen a Washington. Siempre estamos encantados de ofrecerles nuestras instalaciones cuando se reúnen en Washington. Fue un honor organizar la convención de presidentes de FIDES en 2012. Siempre que viajo por la zona agradezco mucho el apoyo y el asesoramiento que recibo del resto de miembros de la Federación. Y una buena prueba de ello es el apoyo que la Asociación del Seguro de Paraguay prestó a la Federación Global de Asociaciones de Seguros cuando celebramos nuestra reunión anual en Asunción junto con la conferencia anual de Asociación Internacional de Supervisores de Seguros.

 

BDSAL.- ¿Cuáles son los servicios que más utilizan y más valoran?

Gobernador Dirk Kempthorne.-  No creo que FIDES sea un conjunto de servicios aislados, sino más bien una comunidad de organizaciones comprometidas y con una mentalidad similar, que trabajan juntas para apoyarse mutuamente y a los miembros a los que servimos. Conforme se presentan nuevos retos, trabajamos colectivamente para resolverlos, a menudo de manera innovadora.