Ayer, 26 de noviembre, se celebró en la sede de la AMIS (Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros), en México DF, la Jornada sobre ‘Cambios legislativos en el Sector Asegurador Mexicano. Aplicación de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal’ organizada por INESE. La jornada fue presentada por Susana Pérez, directora de INESE, y participaron como ponentes Ramiro Rodríguez Magaña, presidente AMASFAC, Recadero Arias, director general de AMIS, Óscar Vela Treviño, titular de la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social SHCP y Manuel Calderón de las Heras, vicepresidente de Operación Institucional CNSF. Los oradores hicieron referencia a los puntos principales que se iban a debatir en la jornada, tras la aprobación de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, que regula un seguro obligatorio en la circulación de vehículos a motor.
El primer panel, desarrollado bajo el título ‘Análisis y entrada en vigor de la nueva ley de caminos, puentes y autotransporte federal’ fue moderado por Recadero Arias e impartido por Salvador Pérez, Secretaría de Hacienda, Manuel Calderón, Vicepresidente de Operación Institucional CNSF, Ramiro Rodríguez Magaña y Aldo Ocampo Castañares. Presidente de AMEDESEF. Desde distintos puntos de vista, en función de las entidades a las que representaban, los participantes pusieron de manifiesto los principales problemas que plantea la implantación de esta norma, como la suma asegurada, las sanciones que deben imponerse a los vehículos que circulen sin seguro, la fiscalización de este seguro obligatorio y las primas que deberían pagarse a las entidades aseguradoras. Se planteó si este seguro sólo es para las carreteras federales o para todo el país.

En este sentido, Salvador Pérez indicó que el marco de este seguro debe ser una referencia para después generalizarse, pero que lo que se regula ahora solo se refiere a las carreteras federales. También se planteó la posibilidad de la creación de un fondo para garantizar los daños producidos por vehículos sin seguro y vehículos desconocidos.

La Segunda mesa se centró en el tema de la ‘La responsabilidad civil en los caminos, puentes y autotransporte de pasajeros, carga y turismo: nuevas obligaciones para propietarios de vehículos’. Moderada por Antonio Pozzi, presidente de REUNE, agente de seguros y Finanzas, miembro del Consejo Directivo de AMASFAC, participaron como ponentes Christian Mauricio Pedraza, Gerente de RC, operaciones de GMX SEGUROS, Mauricio Trulin, claims expert de SWISS RE y José Antonio Badillo Arias, director de la revista ‘RC’ y delegado de Madrid del Consorcio de Compensación de Seguros. En el panel se analizó los criterios para la determinación de la responsabilidad civil en el derecho de México, así como el elevado número de fallecidos, que alcanza las 17.000 personas al año. También se explicó el sistema español de cobertura del CCS, como fondo de garantía para los riesgos de la circulación.

LOS RETOS DE LA IMPLANTACIÓN DEL SEGURO OBLIGATORIO

Después de una pausa para la comida, se reanudó la jornada con el tercer panel titulado ‘El reto de la emisión, comercialización de las pólizas. Esquemas de fiscalización’. Moderado por Luis Alvárez, director de Daños y Autos de AMIS, participaron, Salvador Pérez Maldonado, director general adjunto de Administración de Riesgos de la SHCP, Ramiro Rodríguez Magaña, presidente de AMASFAC, Wilfrido Saúl Lescas Morga, director general adjunto de Normativa de SEGOB y José Antonio Badillo Arias. Durante la ponencia se puso de manifiesto la dificultad de la implantación de este seguro obligatorio en México, porque no hay una cultura de seguros y existe cierta resistencia a que se impongan las cosas por medio de una Ley.

Se coincidió en destacar que tampoco está claro el régimen sancionador y fiscalizador de las personas que circulan sin seguro y las dificultades que estas cuestiones van a dar lugar. En México, se dijo, dos tercios de los vehículos circulan sin seguro y no va a ser nada fácil su implantación.

La última mesa redonda centrada en ‘Los baremos en los seguros obligatorios de automóviles y transporte’ fue moderada por Julio Henche, abogado y titular en Henche Abogados y en ella intervinieron Gerardo Sánchez Barrio, presidente Grupo Técnico de Daños de AMIS, Gerardo Trigueros Gaisman, de Trigueros Y Asociados Abogados y Gerardo Díaz, Socio de Aldam y Díaz y José Antonio Badillo Arias. Se debatió en este panel sobre la conveniencia o no de los baremos para determinar el daño corporal y de las dificultades para su implantación en México, debido, fundamentalmente, a las particularidades de cada uno de los 32 Estados que integran la República.

Como broche final, el moderador, Julio Henche, realizó un resumen de la jornada donde destacaron a modo de conclusiones varios puntos importantes a tener en cuenta:

1. Necesidad de un Seguro Obligatorio del Automóvil en México, como un sistema de protección de las víctimas de los accidentes de circulación.
2. Este seguro debería tener un alcance nacional.
3. Parece que hay una disposición negativa para contratar este seguro por parte de los ciudadanos.
4. Conveniencia de la creación de un fondo de garantía, para hacerse cargo de los daños ocasionados por los vehículos que se dan a la fuga y los sin seguro, que deberá tener suficientes recursos.
5. Se espera de las autoridades gubernamentales el cumplimiento de los plazos establecidos en la Ley para el diseño de las pólizas.
6. Ha quedado patente la imperfección del sistema de sanciones y su fiscalización.
7. Existen problemas de diversidad legislativa y jurisprudencial en los distintos Estados.
8. Convendría la creación de un baremo, distinto del baremo de accidentes de trabajo.

La jornada fue clausurada por Susana Pérez, Ramiro Rodríguez Magaña, y Luis Álvarez, director de Daños y Autos de AMIS, quienes hicieron un balance positivo de la jornada y agradecieron a todos los participantes su asistencia.