Informe A.M. BestLa agencia no cree que el deterioro de resultados vaya a romper el ciclo

Disminución de precios, términos y condiciones más amplias, liberación de reserva que se vuelve insostenible, bajos rendimientos de las inversiones y presión continua del capital alternativo. Partiendo de este escenario, desde A.M. Best la afirmación es clara: “La industria de Reaseguro necesita posicionarse no solo para sobrevivir, sino también para prosperar”.

  • La agencia han realizado un análisis desde el que se pone de manifiesto que todos los participantes y observadores del mercado están pensando en la posibilidad de que se produzcan perturbaciones en el sector y, bajo este prisma, madurando cómo reducir aún más los gastos a la hora de calcular el coste de los seguros y reaseguros. “Aunque los cambios lleguen a ser o no completamente transformadores, el producto final, con el tiempo, probablemente será mejor y menos costoso para el consumidor final. Llegar a ese punto será destructivo para algunos reaseguradores”, revela A. M. Best en el informe ‘Down But Not Out: Reinsurers Look to Reposition Amid Market Disruption’.

    Este análisis apunta que para el mercado del Reaseguro, tanto el impulso como la pasión por triunfar, es similar a la participación en deportes competitivos. Con esta comparación explica que el sector registra un ratio medio combinado del 101% y una rentabilidad sobre fondos propios (ROE) del 8,2% en 2016, lo que refleja una continuación del deterioro observado en el sector desde 2013. Además, las pérdidas de suscripción son las primeras del sector en más de 10 años, con la excepción de 2011, que había tenido varias catástrofes globales significativas.

    ¿Cómo cambiar el mercado?

    No obstante, desde A. M. Best muestran preocupaciones significativas. “Si el mercado de reaseguros está registrando un ratio combinado en pérdidas en un año de catástrofes relativamente benigno, eso no es en sí mismo el impulso para el cambio, la siguiente pregunta lógica es: ¿Qué hará falta para cambiar el mercado?”

    Evidentemente, la competencia es dura, asevera el informe. Por ello, durante los último años desde la agencia se han centrado en determinar cuánto capital se dedica realmente al negocio del reaseguro. “Creemos que esta estimación es un buen punto de partida para entender el sector”. “Nos hemos preguntado por qué el capital de terceros continuaría entrando en el mercado de reaseguros a pesar del deterioro de sus fundamentos”, detalla la agencia.

    La respuesta es simple: “El Reaseguro de Daños frene a catástrofes se considera una clase de activos no correlativa a una cartera de inversiones ampliamente diversificada para muchos planes de pensiones, fondos de inversión, fondos de cobertura y gestores de activos alternativos. Por otra parte, las compañías de reaseguro llevan varios años intentando rectificar su base de capital, en gran parte a través de recompras de acciones, y gestionar el ciclo ajustando su mix de negocio”.

    En los deportes como en otras partes de la vida, los fracasos pueden conducir al éxito, reflexiona la agencia. “En el Reaseguro, sin embargo, la paradoja existe cuando el éxito de evitar pérdidas y ser rentable, presiona a la industria a suscribir en pérdidas. ¿Qué se necesita para romper este ciclo? En este punto, reconoce A.M. Best, “no parece que la falta de beneficios en las actuales carteras o la continua erosión del ROE vaya a romper el ciclo”.

    Consulte el informe íntegro en inglés aquí.