En cuanto a las perspectivas del mercado asegurador, el estudio de Sigma de SWISS RE muestra un escenario positivo ya que se espera una reanudación del crecimiento de las primas de vida en los mercados avanzados y una mejora en los mercados emergentes. La firmeza de la economía y los mercados laborales en los mercados avanzados contribuirá al crecimiento de los ramos de Vida y No vida. Por otro lado, también debería mantenerse el crecimiento en los mercados emergentes. En el ramo de vida, India y China en particular deberían volver a registrar tasas de crecimiento más elevadas.
La rentabilidad general ha mejorado tanto en el ramo de vida como en el de no vida, señala el documento. Sin embargo, los rendimientos de inversión, un importante componente de los ingresos de las aseguradoras, continúan siendo bajos dado el muy bajo nivel de las tasas de interés desde la crisis financiera de 2008. En 2013, las tasas de interés comenzaron a subir especialmente en EE. UU. y Reino Unido y tenderán a hacerlo hasta 2017. Esto beneficiará a las aseguradoras, pero no de modo inmediato.

El rendimiento medio de la cartera de bonos de una aseguradora de Vida típica continuará cayendo durante dos o tres años porque solamente se refinancia alrededor del 10 % de la cartera cada año, y los bonos emitidos hace 10 años tienen un cupón mayor que los que se emiten actualmente. Además, afirma SWISS RE, el valor de mercado de la cartera, que ha sido sobrevalorado por las bajas tasas de interés, continuará cayendo a media que aumenten las tasas.