La fiesta de confraternización reúne a 400 participantes para celebrar la fortaleza del seguro

Balance y perspectivas para el mercado de seguros

El presidente de CNseg, Marcio Coriolano, reconoció durante el ‘Almuerzo de Confraternización del Mercado Asegurador’ celebrado en Copacabana Palace, en Río de Janeiro, que el año no fue normal sino mejor que 2016, un ejercicio de extrema dificultad en la economía del país, en la política y en el campo de la ciudadanía.

  • En su opinión, el esfuerzo del gobierno por recuperar los fundamentos económicos en el transcurso de 2017 presentó un avance innegable para la reanudación del crecimiento -lento pero firme- y una evolución de la madurez institucional. “Los números hablan por sí mismos: la inflación converge al 3% al año; los intereses básicos retroceden al 7%; y los indicadores de desempeño de los sectores económicos son alentadores”, afirmó, recordando que “empleo, renta y productos son los combustibles del mercado asegurador”.

    Cerca de 400 personas, entre líderes políticos, ejecutivos y autoridades de supervisión del mercado, participaron en la solemnidad promovida por CNseg y Federaciones asociadas (FenSeg, FenaPrevi, FenaSalud y FenaCap).

    Coriolano destacó que a pesar de las dificultades de los años recientes, como la “vejaminosa caída del 3,5% del PIB de 2016”, el mercado asegurador pasó la prueba de fuego de la recesión con maestría y, como ocurrió el año pasado, deberá cerrar 2017 con un desempeño por encima de la media de los demás sectores económicos. La previsión es que la recaudación suba algo entre el 9% y el 10,5%. La tasa estimada, aunque cercana a la presentada en 2016 (9,5%), es más consistente, si se considera la caída del 30% en los valores del seguro DPVAT, la reducción de asegurados de planes de salud y los impactos del retroceso de las tasas de interés en los planes de previsión.

    En cambio, algunas modalidades ayudaron al mercado a recuperar la senda, como el crecimiento expresivo de los seguros de Crédito y Garantías, las ventas de Vida Individual, del seguro agrario y del de Hogar, además de la gradual recuperación de la póliza de Autos. Al lado de eso, las aseguradoras promovieron a lo largo del año ajustes en sus índices de eficiencia operacional, mejorando lo suficiente para fortalecer los niveles de solvencia del sector.

    En su balance, Coriolano también destacó las contribuciones de los órganos de supervisión a favor del mercado y la gestión del superintendente Joaquim Mendanha de Ataídes al frente de de la Susep. Entre otros aspectos, el presidente de CNseg también defendió el avance de la agenda microeconómica como camino para acelerar el crecimiento en 2018 y, en el plano del seguro, enumeró las prioridades del mercado: la reestructuración del microseguro, para ampliar la inclusión social; la reducción del coste regulatorio; el creciente uso de los medios remotos; la reducción de la judicialización mediante incentivo al uso del arbitraje; y la previa evaluación de coste / efectividad de las innovaciones en el segmento de Salud Suplementaria.

    Autos, el empuje de Seguros Generales – FenSeg

    En el almuerzo intervino el presidente de FenSeg, João Francisco Borges da Costa, quien clasificó al año 20147 como un ejercicio difícil, sobre todo por el comportamiento irregular de la cartera de Autos, que ahora es el motor de desarrollo de Seguros Generales. En concreto, el ramo de Autos, tras experimentar una fuerte retracción, logró recuperarse en los últimos meses, cambiando a una trayectoria positiva de hasta el 7% en el acumulado hasta octubre.  Otras contribuciones importantes vienen de las pólizas de Garantías contra riesgos financieros, Hogar o seguros agrarios.

    A su juicio, no fue tan fuerte la reducción de los valores de las primas del seguro DPVAT este año (31% según lo determinado por CNSP), y el mercado de Seguros Generales tendría condiciones de cerrar el año en los dos dígitos, pero lo más probable es que se cierre con una tasa cercana al 8% (7,7%) y alcance algo parecido en 2018.

    Vida y Previsión – FenaPrevi

    El presidente de FenaPrevi, Edson Franco, recordó que los ramos de Vida y Previsión, especialmente, dependen de un ambiente macroeconómico fuerte, estable y previsible para desarrollarse, admitiendo una gran mejora, especialmente en la interlocución con la Susep, organismo con el que se ha entablado un diálogo “franco y transparente” y resaltó acciones concretas en pro del desarrollo del mercado, como en el caso de la evolución regulatoria de los productos acumulados, el VGBL o PGBL. “Con la nueva regulación, tendremos una flexibilización en las reglas de inversión, fundamentalmente para atender las necesidades de esos clientes en un ambiente de intereses reales en los niveles más bajos de la historia”, explicó.

    Otro punto importante de 2017 fue la regulación de la posibilidad de transferir los riesgos de las entidades de previsión cerradas para las aseguradoras de Vida, estimulando, por tanto, un nuevo nicho de mercado, aunque “queda mucho trabajo por hacer en 2018”.

    También manifestó que hay que retomar los debates en torno al perfeccionamiento de los canales de distribución para que pequeños y grandes corredores, tal vez con la creación de una figura de agente especialista en vida y previsión, puedan, de hecho, ayudar a fomentar ese mercado tan importante para la protección de la renta de los brasileños. Asimismo, consideró importante avanzar en el desarrollo de seguros de decesos para evitar la proliferación de productos alternativos y la necesidad de priorizar también en la tipificación tributaria de Vida Universal, que es la última etapa para la regulación del producto y permitir su comercialización.

    Retomando Previ Saúde, se indicó que tienen una importante misión que cumplir, “tanto desde el punto de vista de preparar los clientes para el aumento de los gastos en salud como en el contexto del aumento de la longevidad y a la presión de los costes del sistema público de salud”, señaló.

    Salud y Capitalización – FenaSaúde y Fenacap

    La presidenta de FenaSaúde, Solange Beatriz Palheiro Mendes, resumió que Salud confronta tres grandes tendencias impactantes: una mayor demanda por servicios de salud, el aumento exponencial de los costes asistenciales y la incorporación de nuevas tecnologías, que provocan rupturas significativas en toda la cadena.

    Representando el 2,7% del PIB, el segmento de Salud es uno de los más poderosos agentes de la economía nacional, gestionando la salud de más de 70 millones de brasileños. A pesar de la pérdida de beneficiarios en los últimos años por la crisis, con la recuperación de la economía y los ingresos de más de 100.000 beneficiarios en el sistema en el último semestre, Solange Beatriz se ha mostrado más optimista de cara a 2018.

    El presidente de Fenacap, Marco Barros, agradeció en su breve discurso el esfuerzo y compromiso del mercado de Capitalización a lo largo de 2017, agradeciendo el compromiso y diálogo franco con la Susep y la oportunidad de debatir el futuro del mercado de capitalización y los nuevos marcos regulatorios.


    Supervisión de los mercados: retorno al crecimiento

    2018 será el año de la retomada del crecimiento económico, debiendo tener reflejos en la contratación de nuevos planes, con el reingreso de personas al mercado de trabajo y una demanda mayor por los planes colectivos, afirmó Leandro Fonseca da Silva, director-presidente sustituto de la Agencia Nacional de Salud Suplementaria (ANS). Además, acreditó que desde el punto de vista regulatorio se retomarán diversas acciones y que el sector será más solvente y sostenible a largo plazo.