Los ingresos totales de WILLIS en el primer semestre del año se han situado en 2.009 millones de dólares (1.815 millones de euros), cifra un 1,1% inferior a la de la primera mitad de 2014. De esta cantidad, según informa el bróker en un comunicado, 1.998 millones (1.806 millones de euros) corresponde a comisiones y honorarios, un 1,1% menos. El beneficio neto del grupo ha sido de 280 millones (253 millones de euros), un 4,4% menos.
Dominic Casserley, CEO del grupo, se muestra satisfecho por los resultados logrados, destacando el aumento del 21% en el segundo trimestre del resultado neto subyacente.

“También estamos satisfechos con nuestro desempeño orgánico, después de haber conseguido 200 puntos básicos de diferencial positivo, a pesar de los vientos en contra ya anticipados a los que nos enfrentamos en este trimestre, debido a las desiguales condiciones de mercado”, ha afirmado.

Afirma que el progreso del Programa de Mejoramiento Operacional “sigue superando nuestras expectativas”. “Esperamos para el conjunto del año ahorros de 80 millones (72,3 millones de euros) por este programa y cerca de 150 millones (135,6 millones de euros) en 2016”, continúa Casserley. “Seguimos creyendo que vamos a generar un crecimiento orgánico de un dígito mediano para el conjunto del año”, anticipa.