La primera sesión del ‘Foro Madrid Seguro’ concluyó con una mesa redonda bajo el tema ‘Los enigmas de la Mediación de Seguros: En qué debe mejorar para ser más competitiva’. Modera por Sebastián Mata, director general de Iberseguros, contó como contertulios con Raúl Casado, subdirector General de Ordenación y Mediación en Seguros; José María Campabadal, presidente del Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros; Martín Navaz, presidente ADECOSE; Tomás Rivera, presidente de FECOR; Mónica Pons, presidenta de E2000; Ignacio Mariscal, consejero delegado de REALE; Marino Rigau CEO y Member of GEC de ARAG; y Enrique Huerta, CEO de LIBERTY SEGUROS.

Uno de los temas abordados durante el debate fue cómo apuestan tanto las compañías como los mediadores por Internet y por su presencia en redes sociales. En este sentido se dijo que para los mediadores pequeños y medianos su uso es una cuestión más de visibilidad que de retorno económico;  en el caso de las compañías, están atentas a las redes sociales, que se monitorizan  para saber qué se dice de ellas, pero no parece existir, en la mayoría de los casos, una estrategia bien definida para sacar el máximo provecho. También se indicó que no hay que confundir redes sociales con venta a través de Internet, que la Mediación no debe cerrarse al uso de ninguna herramienta, pero que hay que controlar las inversiones, y que las redes sociales son una magnifica herramienta para conocer mejor a los clientes. También lo son para conocer qué se dice en el sector y del sector, por lo que se debería trabajar conjuntamente, pero sin olvidar que todo va más rápido que nosotros y que es una realidad.

Otro tema de debate fue si el ‘tamaño’ de una empresa es importante en el ámbito de la Mediación. Los contertulios coincidieron en que sí que lo es, “pero con matices”, en referencia a cuestiones como  el nicho que se trabaja, la zona o la estrategia. Frente al tamaño se reivindicó la rentabilidad, que es lo verdaderamente importante, especialmente en un sector muy atomizado. Ante esta realidad, la integración, que tiene muchas fórmulas, es una tendencia que algunos estiman que será clave en el futuro, frente a quienes se muestran más pesimistas, destacando que, tras siete años de crisis, el número de operadores sigue siendo el mismo, no hay menos mediadores. También se destacó que en los procesos de concentración que se han producido la parte emotiva ha tenido mayor peso que el análisis puramente empresarial.

El EIAC también tuvo su espacio indicando que ha dejado de ser un proyecto para convertirse en una realidad. No obstante, se apuntó que es un primer paso, pero hay que ir más allá si se quiere conocer al cliente, objetivo en el que las compañías reconocieron estar dispuestas a ayudar, con herramientas, para que el mediador sepa conocer y gestionar a los clientes con algo más de ciencia.

Sobre la Bancaseguros se apuntó que es una realidad de mercado que no debe quitar tiempo al mediador, pues son las asociaciones las que deben ocuparse de realizar las denuncias correspondientes cuando se produzcan malas praxis. En este sentido se destacó que el mediador debe centrarse en su trabajo  y tratar de incrementar el número de pólizas que tiene el cliente, pues pasar de 1,5 a 2  pólizas de media supone un importante incremento. Hay que dedicar más energía a mejorar, se dijo. Y se recalcó que tener un enemigo no es malo ya que hace estar alerta.

Por último, sobre los modelos actuales de formación se indicó que esta es un elemento diferencial para el mediador frente a otros canales y es clave de cara al futuro.