¿Cómo tener un plan de salud puede contribuir a la manutención de la salud financiera de un individuo?

Las personas están sujetas a inciertos eventos futuros que pueden conllevar grandes pérdidas patrimoniales para su familia. Los ejemplos más comunes son el incendio del hogar o el robo o accidente del automóvil. Entre esos inciertos eventos futuros se encuentran problemas de salud, especialmente en situaciones de dolencias graves, que tienen altísimos costes de diagnóstico y tratamiento.
“Los casos más graves inciden sobre un segmento específico de la población. Otra parte, que se aproxima a la mitad de la población, nunca presenta casos graves y va por la vida sin mayor gasto en salud. Si conociéramos nuestro futuro, no habría espacio para los planes o los seguro de salud, porque los que supiesen que no tendrían gastos elevados no los contratarían y, por lo tanto, aquellos que supiesen que tendrían grandes gastos, no contarían con personas saludables para compartir el riesgo, de modo que el coste del plan fuese aproximadamente equivalente a los gastos ya conocidos.
Como nadie conoce su futuro y, por tanto, no sabe si va a tener gastos de salud elevados o bajos, las personas, para protegerse de posibles pérdidas patrimoniales para la recuperación de la salud, contarán con la protección de un seguro.
A ese modelo de solidaridad entre personas se le da el nombre de mutualismo y se basa en éste se estructura en el modelo de negocio de los planes y de los seguros de salud en general.

¿En qué otras maneras podemos relacionar el cuidado de la salud física y mental al mantenimiento de la salud financiera?

Cuerpo y mente son inseparables y, con ellos, la situación financiera de la persona o su familia. La confianza de que cualquier problema de salud, independientemente de su gravedad y coste financiero, será sufragado por el seguro o plan de salud es esencial para reducir la ansiedad y por lo tanto para mantener el buen estado de salud física y mental. El miedo a la ruina financiera ciertamente eleva el nivel de ansiedad y estrés, lo que tiene graves consecuencias en la salud.

¿Qué consejos puede dar para que un individuo contrate un plan de salud que sea ventajoso económicamente, además de otros aspectos relevantes?

El individuo, antes de adquirir un plan o seguro de salud, debe considerar las coberturas que desea (desde la atención a los hospitales, clínicas, unidades de diagnóstico, profesionales) y las áreas geográficas del uso previsto. Esto por un lado. Por otro, el individuo debe considerar su capacidad financiera. Se entiende que los deseos no tienen límites, pero el presupuesto de la persona o su familia sí los tiene. De esta confrontación debe resultar el plan posible y deseado, y que pueda ser financiado por los recursos propios o de la familia”.