build“El verdadero riesgo de recesión de Estados Unidos va a estar en los hombros de los consumidores”

El crecimiento mundial se aceleró hasta un registrar un aumento del 3,7% en el segundo trimestre del año, desde el 3% del primer cuarto del año, en lo que es la tasa más alta desde el tercer trimestre de 2013.

  • SOLUNION analiza estos datos en su último ‘Weekly Export Risk Outlook’: “Los astros se alinearon, pues el crecimiento repuntaba al mismo tiempo en Estados Unidos (+2,6% intertrimestral anualizado), en China (+1,7% intertrimestral no anualizado), en la Eurozona (+0,6% intertrimestral no anualizado) y en Japón (+1% intertrimestral no anualizado)”.

    El crecimiento fue generalizado según se desprende del índice de difusión (que mide la proporción de economías con crecimiento acelerado) que se elevó al 65%, un nivel tan solo superado en tres ocasiones desde 2003.

    La aseguradora destaca que, en general, “parece que se produjo una falta de atención racional a los numerosos ajustes políticos que han preparado el camino de 2017 hasta la fecha”. La recuperación también fue visible en los mercados emergentes y también estuvo acompañada de una mejora de las cifras del comercio. En este sentido, añade la entidad, “esperamos que el comercio crezca un 5,7% en términos de valor en 2017 (-1,9% en 2016)”.

    “El verdadero riesgo de recesión de Estados Unidos va a estar en los hombros de los consumidores”

    “Hay una desconexión entre lo que esperan los mercados para el crecimiento y la realidad que estamos viendo. Esta desconexión sí es una fuente de riesgos de recesión en EEUU, aunque por el momento yo creo que no llegará”, augura Ludovic Subran, economista jefe de EULER HERMES, en una entrevista concedida a El Economista. El experto reconoce que “sí ha habido una serie de decepciones con Trump, desde el proteccionismo, la política fiscal, el plan de infraestructuras… Y hay un riesgo de que haya una corrección por darse un encontronazo con la realidad, pero yo creo que por el momento, este año, recesión seguro que no y el año que viene, depende. El hecho es que el consumo en EEUU el año pasado fue casi el 80% del crecimiento, por lo que todo está en los hombros del consumidor americano”.

    Sobre si el consumo mantendrá su fortaleza, Subran pone de relieve una realidad: “Lo que pasa ahora es que no hay mucha inflación, y eso es bueno, pero, por ejemplo, la confianza que se necesita para que se sigan comprando bienes de consumo duradero, no la hay. Se habla del consumidor desaparecido. Un consumidor que se evaporó para los semiduraderos. El verdadero riesgo de recesión va a estar en los hombros de los consumidores”. “Hay menos crecimiento de crédito, -añade- pero eso es normal, porque crecía a un ritmo muy alto. Al margen del consumo, también hay fuentes de riesgo financiero puro, como la deuda de los estudiantes, también los fondos de pensiones públicos, que no tienen mucha capacidad de pagar las pensiones de la gente que se va jubilando, y también hay riesgos de sobrevaloración en los mercados de acciones. De todas formas, no espero recesión, pero para una economía como los EEUU, crecer un 2% no es suficiente. El tema va a ser cuánto Trump va a poder estimular la confianza, las inversiones, que sólo se han recuperado en el sector energético”.

    “EE.UU logró recuperarse antes que Europa de la crisis y gran parte fue por las reacciones rápidas, y muy efectivas, de las políticas públicas”, recuerda el economista. “Los estímulos de Obama, tanto como la política monetaria de la Fed, fueron los responsables. Ellos mismos saben que el truco estadounidense es la rapidez de sus políticas públicas y necesitan recuperar espacio para maniobrar. Lo saben, y por eso necesitan reducir el balance, y normalizar la política monetaria para ganar espacio. Y creo que es posible”.

  • El buen camino de los emergentes

    Según explica Ludovic Subran, hay tres razones para que el dinero esté volviendo a las emergentes. “Primero, las materias primas. Su precio ha subido mucho. Para los exportadores esto es muy importante, aunque no sea un precio muy elevado, la subida del crudo es una gran noticia para Brasil, Rusia y Sudáfrica”. La segunda razón continua, es que “el crecimiento de los emergentes en 2017 va a ser el más alto desde 2009, casi el 4,5%. Hay fuente de crecimiento, porque los líderes, como Rusia y Brasil, han tocado suelo. Los componentes de crecimiento se orientan hacia una recuperación. Muchos de estos países, además, han hecho esfuerzos en sus políticas públicas y presupuestarias. También hay una voluntad de tener políticas públicas contracíclicas en esos países. El efecto divisa, además, tampoco es un gran problema ahora para ellos, con las últimas caídas del dólar (mucha deuda de estos países es en dólar).

    El tercer punto es algo residual, agrega, ya que el “foco está puesto ahora en el riesgo político norteamericano, más que en el resto del mundo. El problema está en Estados Unidos, y eso sí que ha sido bastante positivo para los emergentes, ya que ha quitado el foco de sus problemas políticos”.

    Por último, desde el diario se preguntan si Latinoamérica o Asia. “Asia. Yo creo que Asia tuvo una temporada difícil el año pasado, por China, pero los países hicieron políticas muy distintas, y bastante efectivas. Países como Indonesia o Malasia, lo hicieron bien. Lo que no se dice, pero que sí es una de las claves, es la recuperación del comercio internacional. Esta recuperación está agregando 0,5 puntos de PIB mundial al crecimiento”.