BRASIL La crisis económica está obligando que se pase de centrarse en tener una jubilación más tranquila a repensar en los planes. La combinación de alta inflación, el avance del desempleo, la escalada del endeudamiento y la renta plana está causando un aumento en los retiros en los planes de pensiones privados. En el primer trimestre de este año, en comparación con el mismo período de 2015, los reembolsos se incrementaron un 22%, de acuerdo con el balance de la Federación Nacional de Previsión Privada y Vida (FENAPREVI). En los tres primeros meses de 2015 los retiros totalizaron 10,9 billones de reales (unos 3.200 millones de dólares), mientras que en el mismo periodo de este año aumentó a 13,3 billones (unos 4.000 millones de dólares), lo que significa una diferencia de unos 800 millones. Los expertos en educación financiera no aconsejan el rescate de los planes privados de pensiones y sugieren un reordenamiento en las cuentas antes de optar por la retirada. Además de la recesión, el primer trimestre es un periodo estricto de cuentas a pagar. El presidente de FENAPREVI, Edson Franco, dijo que el sector privado de pensiones no está inmune a la crisis, pero hay que tener cuidado de no perder la oportunidad de una vida estable en el futuro. Se observa que, a pesar del aumento de las retiradas en relación al último año, la captación líquida sigue positiva. “Esto demuestra el compromiso de los participantes para el establecimiento de reservas a largo plazo”, dice. Las captación líquida (diferencia entre los depósitos y reembolsos) en el período de enero a marzo fue positivo en 8,1 billones de reales (unos 2.400 millones de dólares). El año pasado el resultado fue mejor, siendo de 10,9 billones (3.200 millones de dólares). La recaudación creció durante el período analizado entre los años 2015 y 2016, pasando de 20,3 a 21,5 billones de reales (de 6.000 a 6.300 millones de dólares).