Tener una comprensión de cómo están organizadas las bases del negocio, una tolerancia al riesgo aceptable para el liderazgo y conocer los detalles considerados clave para los países es fundamental para que un gerente de riesgo pueda tener una base sólida desde la que afrontar el complicado mundo que supone el riesgo político. Así lo detalla un nuevo informe de RIMS, titulado "Executive Report Decoding Political Risk Management".