´La Comisión Nacional del Seguros y Fianzas (CNSF) está impulsado cambios en la regulación con la finalidad de que las aseguradoras puedan ofertar dentro de su gama de productos las hipotecas reversibles a corto plazo, tal y como informó Manuel Aguilera Verduzco, presidente del órgano regulador de las compañías de seguros al diario ‘El Economista’. Asimismo, explicó que la hipoteca reversible o inversa es un esquema que puede complementar los ingresos de las personas que está en esta etapa o en proceso para recibir la pensión.
En concreto el producto consiste en que una persona mayor de 60 años pacta con un banco o una aseguradora un contrato de compraventa y el dinero que la institución financiera paga por el inmueble se utiliza para la pensión del dueño de la vivienda. Actualmente, existen tres tipos de hipotecas inversas en el mundo: El pago de la casa en una sola exhibición al pensionado, renta temporal y renta vitalicia. En los casos de renta temporal o vitalicia, la institución recibe la vivienda hasta que se cumple el contrato temporal o hasta que la persona muere; después, comercializa el inmueble.

Aguilera Verduzco detalló todo estos temas durante el último día del XXIII Seminario Internacional de Seguros y Fianzas, que se celebró el 14 y 15 de noviembre en el que se analizarán aspectos trascendentes del mercado de seguros mexicano y de la región. La conferencia inaugural correrá a cargo del secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray. Añadió que la nueva Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas -que se encuentra en proceso de implementación y que se espera que entre en vigor en abril del 2015- contempla una serie de cambios que abren espacio para este tipo de productos.

Manuel Aguilera sostuvo que la introducción de la hipoteca reversible al mercado podía darse en el corto plazo: “No vemos ningún tipo de problema técnico ni operativo, y es más bien un tema de desarrollar una regulación que sea adecuada para que esto pueda funcionar en el marco de la nueva Ley”.

El presidente de la CNSF enfatizó que uno de los retos que enfrentarán las empresas de seguros al ofertar este producto será el crecimiento en la esperanza de vida de las personas. “Precisamente, ése es el reto. Cuando las compañías de seguros ofrezcan una hipoteca reversible, deben analizar no sólo la esperanza de vida actual, sino cuáles son las expectativas para los próximos años y, con base en ello, hacer la oferta de promesa de pago de una renta vitalicia”, explicó.

Carmen Hoyo Martínez, especialista en pensiones de BBVA BANCOMER, afirmó que el producto de hipoteca inversa puede duplicar los ingresos para el retiro de las personas que se encuentran bajo el régimen de retiro de 1997, que son todos aquellos mexicanos con una cuenta de ahorro para el retiro. El Estado de México es la única entidad que ya aprobó este esquema, pero sin implementarlo.