La sólida capitalización de las reaseguradoras globales está suponiendo un pilar de estabilidad para el sector en un entorno operativo por lo demás tumultuoso. De hecho, desde S&P Global Ratings siguen considerando que la suficiencia de capital del sector evolucionará de manera favorable y representará una de las fortalezas de la industria.

  • En combinación con las “sofisticadas” prácticas de gestión integral de riesgos de la industria, la perspectiva de la agencia para el sector es estable, al igual que para la mayoría de las reaseguradoras que califica.

    “Creemos -afirman desde la agencia- que, si la industria experimenta este año unas pérdidas por catástrofe en la media de los últimos ejercicios, es razonable asumir que los primeros 20 reaseguradores globales podrían recuperar su capitalización ‘AAA’. Suponiendo un año normal de catástrofes, estimamos para estos primeros 20 reaseguradores globales un presupuesto para catástrofes naturales de alrededor de 11.000 millones de dólares (9.620 millones de euros), lo que implica un impacto del 8% sobre el ratio combinado. Si no se excede esa previsión, esto debería permitirles registrar ganancias antes de impuestos de alrededor de 21.000 millones (18.365 millones de euros) en 2018, lo que les daría una reserva de alrededor de 32.000 millones (27.980 millones de euros) antes de que el capital se agote en un escenario de estrés grave, suponiendo que no haya dividendos ni otros beneficios para los accionistas”.

    Aires de cambio en el Reaseguro

    Estas y otras tendencias clave de la industria reaseguradora se analizarán al detalle en la próxima edición del XXXVI Encuentro Intereuropeo de Reaseguros (ENTRE 2018), que INESE organiza los próximos días 3, 4 y 5 de octubre, con la oportunidad, además, de debatir sobre las especificidades del mercado español.