Con el objetivo de contribuir al debate previsional con un enfoque académico, la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH) ha impulsado el primer libro sobre Rentas Vitalicias en Chile. La iniciativa titulada ‘Escáner a las Rentas Vitalicias, Éxitos, Riesgos y Grandes Oportunidades Hacia el Futuro’ ha contado con la mirada de nueve reconocidos expertos provenientes de distintos sectores, entre ellos, Álvaro Clarke, Guillermo Le Fort, Solange Bernstein, Alejandro Ferreiro, José Ramón Valente, Vicente Lazen, Alejandro Puente, Gonzalo Edwards y Guillermo Martínez, quienes aportaron su perspectiva especializada para entender cómo operan las rentas vitalicias en Chile, cómo ha evolucionado su marco regulatorio, cuál ha sido el desempeño de este mercado y su contribución al desarrollo del país.
El lanzamiento del libro fue realizado en la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile y estuvo a cargo del economista Alvaro Clarke, uno de los autores de la investigación el pasado 14 de agosto. Clarke valoró la importancia de una discusión profunda y analítica de las políticas públicas, señalando que hoy eso ha cambiado, ya que se privilegia “la prisa y la premura en hacer las cosas”, citando como ejemplo a la Reforma Tributaria que antes de entrar en aplicación debe enfrentar nuevos cambios. “Esa es una mala política pública, se perdió el diálogo”, sostuvo y opinó que hoy se confía más en las mayorías políticas y “eso tiene un costo enorme”.

Aseveró que este Libro sobre Rentas Vitalicias es un valioso instrumento en el proceso de discusión del Sistema Previsional Chileno. Por su parte, José Manuel Camposano, presidente de la Asociación de Aseguradores de Chile enfatizó que “las Rentas Vitalicias son actualmente la modalidad de pensión preferida por los chilenos. Su contribución ha sido y seguirá siendo fundamental para el desarrollo de nuestro país. Más aún, dada la creciente maduración del sistema de pensiones, se espera que su importancia vaya incrementándose en el tiempo”.

“La revisión de la experiencia de Chile durante la última década indica que la renta vitalicia ha sido la modalidad de pensión preferente para aquellos pensionados con posibilidad de selección, siendo elegida en seis de cada diez oportunidades”, sostuvo Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la AACH.

‘Modalidades de Pensión: Trayectoria Histórica y Perspectivas’

En el capítulo “Modalidades de Pensión: Trayectoria Histórica y Perspectivas”, Vicente Lazen y el ex Superintendente de Valores y Seguros, Álvaro Clarke, plantean desafíos y propuestas como el desarrollo de una investigación adicional respecto a la aplicabilidad de nuevos productos, como rentas vitalicias con componentes de renta variable, renta vitalicia variable con mutualización del riesgo de longevidad, renta vitalicia variable con retiro mínimo garantizado, o renta vitalicia variable con participación.

Alejandro Ferreiro, ex Ministro del primer Gobierno de Michelle Bachelet, sostiene en su capítulo que “el sector privado puede y debe jugar un rol muy relevante en la prestación de servicios, pero siempre subordinando sus intereses a los del sistema previsional que busca servir”. En ese marco, se destaca el avance de este producto y la creación del SCOMP, Sistema de Consultas y Ofertas de Montos de Pensión, que según señala “sin duda agregó valor y reputación al sistema previsional, y al proceso de comercialización de rentas vitalicias”.

En la misma línea, Guillermo Le Fort plantea en su capítulo que el mercado de rentas vitalicias es altamente competitivo, se ofrecen productos de pensiones alternativos y su concentración ha decrecido en el tiempo, donde sin duda, la adecuada puesta en marcha del SCOMP ha sido un factor decisivo que ha contribuido a crear este contexto.

Un aspecto importante que abordan Gonzalo Edwards y Guillermo Martínez se refiere a las “Reservas y Solvencia de las CSV (Compañías de Seguros de Vida) que Venden Rentas Vitalicias”, concluyendo que el “mercado de seguros en Chile es altamente solvente, tiene buenas clasificaciones de riesgo, las compañías disponen de patrimonios superiores a los exigidos, ofrecen un buen nivel técnico y profesional, y disponen de buenos contratos de reaseguros. Siempre han superado con éxito las grandes catástrofes naturales (terremotos, aluviones) y también las catástrofes económicas, como las diversas crisis financieras de los últimos 30 años”.