José Manuel Camposano, presidente de la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH), ha querido destacar la preocupación de la industria por la restricción vigente para realizar inversiones en el exterior y la falta de proyectos de inversión de largo plazo en infraestructura. Con un volumen cercano a los 50.000 millones de dólares, la industria de seguros es el segundo inversor institucional del país después de las AFP.
Más del 90% de esos fondos provienen de las compañías de seguros de Vida, fundamentalmente por las rentas vitalicias del sistema de pensiones, donde estas instituciones cumplen un rol importante, informa ‘Economía y Negocios’. En un momento en que el país necesita aumentar sus inversiones, el dirigente piensa que el sector puede jugar un rol importante como mecanismo de financiamiento de proyectos de infraestructura en carreteras, puertos y hospitales, donde -en su opinión- el país se ha ido quedando atrás y el sector está disponible. En las actuales condiciones del mercado, con las restricciones de papeles de largo plazo en UF en el mercado local, Camposano también cree que debería aumentarse el tope del 20% que tienen las aseguradoras para invertir en el exterior, norma que data de 1931.

El proyecto de Ley sobre supervisión de capital basado en riesgo que está en segundo trámite en el Senado elimina este límite, pero no tiene la prioridad que se está dando al proyecto de ley que crea la Comisión de Valores y Seguros. El tema es que el mismo proyecto de capital basado en riesgo fija un plazo de tres años para su implementación. Camposano plantea la necesidad de subir el tope de inversión en el exterior desde 20% a 40%.
Cuando partió el sistema previsional, las AFP no podían realizar inversiones en el exterior, pero con el tiempo el Banco Central ejerció la facultad de establecer límites que luego fue ampliando y actualmente está en torno a 40%, pero las aseguradoras son supervisadas por la SVS, no por el Banco Central y el tope de 20% solo puede modificarse por ley.

No es necesario abrir el ámbito de operaciones del sector

El presidente de AACH no estima necesario abrir el ámbito de operaciones del sector, como planteó recientemente un ejecutivo del sistema. Su visión es que la industria es bastante desregulada. Entre otros aspectos, la ley les permite dar créditos a las personas en forma directa; emitir tarjetas de crédito; tener una subsidiaria AFP; otorgar créditos habitacionales en forma directa a través de mutuos hipotecarios y financiar créditos sindicados a empresas. “Las compañías tienen la libertad de tomar decisiones de inversión, lo cual les ha permitido especializarse y ser altamente competitivas.

En la industria hay 63 actores y el que tiene la participación de mercado más alta es un 10%. “El nivel de desconcentración es altísimo”, asevera Camposano. La asociación presentó seis proposiciones a la Comisión Bravo que estudia cambios al sistema de pensiones. Una de ellas es establecer un seguro para las lagunas previsionales, que es el principal factor que explica las bajas pensiones que está generando el sistema. En los hombres, el promedio de cotización a los 65 años es de 51% y en las mujeres, a los 60 años es en torno al 43%.