Ana María Ramírez, socia líder en la práctica actuarial de KPMG, afirmó al medio de comunicación ‘Imagen Informativa’ el reto que ha supuesto para la industria de los seguros a poco más de un año la nueva Ley de Seguros y Fianzas, aprobada en abril de 2013, y con dos años para implementar todos los procesos que entrará en vigor en abril de 2015. Explicó que “esta ley es uno de los retos más importantes para el sector asegurador en los últimos años. El sector asegurador ha presentado una tendencia de crecimiento en 2013 y no fue la excepción, se alcanzó un volumen de primas emitidas de 90.404 millones en 2013, lo que dio un crecimiento nominal de 7,6%. Estas cifras son presentadas en la Convención de Aseguradores que se llevó acabo en mayo”.
“Esta nueva ley consolida la normatividad bajo un marco totalmente moderno, que es Bajo Solvencia Dos, que es el equivalente a Basilea Tres de los bancos y también se apega a mejores prácticas internacionales”, explicó. Asimismo, se refirió al pilar dos que viene el gobierno corporativo, que es, “bueno, pues toda la autogestión de las de compañías de seguros y que es algo sumamente importante, que antes no se tenía con la creación de un comité de auditoría. Y viene un pilar tres, que para el usuario yo creo que es la parte medular, porque es la transparencia, ¿qué es esto?, las compañías van a tener que revelar información tanto para las autoridades como para el sector financiero, como para el usuario, que esto le va a dar al usuario muchos elementos para saber con quién tiene sus seguros”.

Ana María Ramírez también detalló que se presentaron las cifras de la convención de aseguradores que se presentaron las cifras de cómo se está adaptando cada compañía en la parte de la implementación de este gobierno corporativo y de lo relativo a la revelación de información. “Es interesante ver que siete compañías se encuentran en la fase inicial, cuando ya pasó todo un año, 40 compañías que representan el 22,3% de las primas se encuentran en una fase parcial de cumplimiento, 38 compañías, que es el grueso del mercado, se encuentran en un nivel aceptable de cumplimiento, nueve compañías que sólo es prácticamente el 5% en un nivel amplio de cumplimiento, lo que sí es cierto es que a día de hoy todavía no hay no hay ninguna que se encuentre en un total cumplimiento”.