En 2015 la industria aseguradora “debe tener buen desempeño gracias al crecimiento económico y la reducción de la pobreza”

En entrevista a Portafolio, el presidente de FASECOLDA (Federación de Aseguradores Colombianos), José Humberto Botero, reconoció que uno de los temas que la federación impulsará este año es el desarrollo de tres pólizas de seguros y también confirmó la previsión de que la industria aseguradora siga creciendo por encima del promedio de la economía. En este sentido, recordó las estimaciones de la OCDE en el sentido de que Colombia crecerá entre 4 y 4,5 por ciento este año.

Sobre este año, José Humberto Botero considera que la industria aseguradora “debe tener buen desempeño, como consecuencia de la inercia del crecimiento económico, de la reducción de la pobreza, de la masificación de los seguros y por eso los seguros deben crecer más que la economía”, y añade que sobre esto “puede haber dinamizadores nuevos y estamos a la expectativa de definiciones que podrían tomarse en el Plan Nacional de Desarrollo”, haciendo referencia por ejemplo al seguro de desempleo, comentando que “el riesgo de pérdida del empleo para quienes están en el sector formal es alto, y más para los jóvenes. Se requiere un beneficio monetario temporal y decreciente en favor de los trabajadores que luego de haber cotizado un tiempo mínimo pierdan el empleo, y sería financiado con parte de los intereses de cesantías. Además, hemos planteado profundizar en la cobertura de los riesgos climáticos que gravitan sobre la población campesina”.

Asimismo, añade que “la propuesta es que los recursos que cada año se destinan como subsidio a las primas, el Estado los disponga para tomar las coberturas y hacer más masivo el producto. La idea es que no se determine caso por caso cuándo un siniestro es indemnizable, sino que cuando se sobrepasen ciertos números de lluvia o ausencia de ella se aplique la cobertura”.

Sobre el sistema tributario colombiano

En cuanto a los planteamientos sobre la reforma tributaria, el presidente de FASECOLDA considera que el diagnóstico que hace la OCDE sobre el sistema tributario colombiano es correcto. “Hay que destacar que el recaudo en Colombia es comparativamente bajo, porque la evasión y la informalidad siguen siendo altas. Además, el sistema tributario no contribuye a la equidad porque los impuestos al ingreso recaen sobre las empresas y no sobre sus dueños y buena parte del gasto público está asociado a un sistema pensional que sesga unos beneficios altos y cuantiosos a los sectores más pudientes. De ahí surgen las recomendaciones de una reforma estructural, que es justamente el anhelo del empresariado”.