La industria de seguros actual se encuentra marcada por nuevos cambios normativos y regulatorios, y todos estos cambios tienen un denominador común: afectarán al patrimonio de las compañías aseguradoras e implicarán nuevas reglas del juego de cara a sus clientes.
En entrevista publicada por ‘Diario Financiero’, Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la AACH (Asociación de Aseguradores de Chile), habla de esos cambios y analiza sus posibles impactos, empezando por resaltar que las tablas de mortalidad que está estudiando el regulador influyen en la forma de cómo las compañías calculan sus reservas para garantizar el pago futuro de sus compromisos a largo plazo. “Hoy está en debate cuánto es el dinero que las aseguradoras tienen que poner para asegurar los pagos de todos los compromisos de pensiones de las carteras y las que se propusieron implica que se tendrá que poner más dinero”, dice y añade que “las tablas de mortalidad que hay son representativas. El tema no es tanto las nuevas tablas en sí, si no que sus ‘factores de mejoramiento’ de expectativas de vida, que nadie los conoce. Es difícil pensar que Chile mejorará las expectativas de vida de los japoneses o los suizos y las tablas que están en estudio dicen eso”.

En cuanto al importe de cuánto podría significar las mayores reservas a raíz de los factores de mejoramiento, Claude cree que “dependerá de cómo queden finalmente las tablas. Cuando se tienen 50.000 millones de dólares en reservas –que es más o menos lo que se tiene actualmente-, un impacto de 1%, son 500 millones de dólares. Yo creo que esto impactará menos, alrededor de 0,5%. Pero en todo caso aún no están los datos definitivos”.

“Esta industria ha sorteado con mucho éxito todas las catástrofes”

Sobre el tema de la nueva supervisión de Capital Basado en Riesgo (CBR), el vicepresidente ejecutivo de la AACH considera que “tiene toda lógica que las aseguradoras que tienen distintos riesgos, tengan exigencias patrimoniales distintas. Pero hay que entender que esta industria ha sorteado con mucho éxito todas las catástrofes, como el terremoto de 2010, que es el siniestro más grande que ha enfrentado una industria de seguros en el mundo durante su historia. Estamos convencidos que la industria está bien capitalizada”.

Al ser cuestionado sobre el cambio normativo en los seguros con ahorro (CUI), comenta que “esta normativa no significa una amenaza en su continuidad, para nada. Lo que sí, se normó más pensando en los que quieren irse en vez de los que se quedan. Es una lástima”. Y aprovecha para añadir que “la normativa no elimina los cargos por rescate, si no que indica que no se pueden aplicar cargos al valor que se le informó al cliente que tenía ahorrado. Lo que va a pasar: durante los primeros dos o tres años la gente verá que si bien van poniendo plata al seguro con ahorro, en el ahorro que se le informe aparecerá un valor muy bajo, porque hay gastos al comienzo que son inevitables y que se notarán”.