Otras consultoras y escuelas de negocios han reconocido que la analítica de datos es la base de la transformación digital, por ser la principal fuente de conocimiento para detectar patrones, relaciones, tendencias y significados que se ocultan detrás de millones de registros de información y cuya obtención tradicional podría llevar años y años.

Herramientas y soluciones innovadoras tales como cloud computing, machine learning o deep learning, los chatbots, el reconocimiento del lenguaje natural o el reconocimiento y tratamiento avanzado de imágenes son técnicas destinadas a conseguir la aplicación de la inteligencia artificial a los modelos de negocio. Sin embargo, ninguna de estas herramientas podrá garantizar `per se´ el éxito del proceso de digitalización si no está regida por una estrategia clara y correctamente definida de acuerdo con los objetivos del negocio.

En Multiasistencia estamos convencidos de que para determinar correctamente las metas a alcanzar mediante la aplicación de las nuevas tecnologías es fundamental partir de un conocimiento profundo de los procesos de negocio que van a verse impactados por el uso de estas soluciones. Solo conociendo a fondo los procesos críticos, las operaciones clave, los modelos de negocio del sector, de las organizaciones, las preferencias de los clientes y los roles que desempeñan en el mercado es posible identificar las áreas de mejora accesibles mediante la aplicación de estas nuevas herramientas tecnológicas.

La capacidad transformadora del dato

El sector asegurador se caracteriza por una fuerte competencia en precios, en el que la ventaja competitiva se halla en la diferenciación mediante aspectos adicionales, entre ellos un exhaustivo conocimiento del riesgo. Así, además de entender el comportamiento del objeto asegurado es preciso conocer el comportamiento del cliente: su contexto social y familiar, sus preferencias y expectativas respecto a la compañía y respecto al producto adquirido.

Por todo ello, y dados los ingentes volúmenes de información que maneja el sector asegurador, el análisis de datos se erige como el verdadero impulsor de la revolución del sector. Esta analítica es susceptible de poder llegar a transformar la forma en que se gestionen las relaciones con el cliente a futuro, afectando a todos los procesos, desde la cotización y suscripción del riesgo, hasta la gestión de las prestaciones en siniestros, la renovación de la póliza o la oferta de nuevos servicios complementarios.

En esta coyuntura, las aseguradoras pretenden pasar de ser un servicio necesario a convertirse en una pieza clave de la vida cotidiana del asegurado, aportando las coberturas que son realmente útiles y, por tanto, valoradas por los usuarios. Según el estudio de Accenture de 2017 ‘The voice of the customer: Identifying disruptive opportunities in insurance distribution’, una gran parte de los asegurados de Hogar valoraría servicios en tiempo real, personalizados y orientados a la mejora de su vida diaria. La misma tendencia la detectó Bain & Co en su informe ‘Customer behavior and loyalty in insurance: global edition 2016’, en el que España destaca entre los países en los que los clientes perciben su contrato de seguro no como una mera cobertura sino como una plataforma de servicios.

En Multirriesgo recopilamos, normalizamos y analizamos todos los datos que capturamos relacionados con las actividades en las que participamos. Nuestra área de soluciones digitales ha desarrollado herramientas orientadas al máximo aprovechamiento del conocimiento extraído de los datos -modelos predictivos para estimar los principales factores a tener en cuenta en la toma de decisiones; modelos de ejecución de reglas de negocio en tiempo real, accesibles desde cualquier entorno, o gestión de contratos digitales que muestran la relación que debe darse entre el asegurado, la aseguradora y sus prestaciones y servicios.