Con muchos países de la UE todavía en fase de recuperación de la crisis financiera mundial, la industria de seguros sigue siendo un componente clave en la promoción de la estabilidad y el crecimiento económico, según se pone de manifiesto en la última publicación de Insurance Europe.

En su trabajo, argumenta que un sector asegurador “saludable” es necesario para que  haya crecimiento económico. Y para para mantener saludable esta industria de seguros, “se requiere una regulación efectiva y apropiada”.

Según Insurance Europe, para apoyar el crecimiento, la regulación de los seguros tiene que ser “lo suficientemente fuerte como para proteger  los asegurados, pero no tan prescriptiva como para detener a las aseguradoras en su apoyo a la actividad económica”.

La federación publicó también ayer un documento titulado ‘Aseguradoras, regulación y estabilidad’, en el que defiende un “equilibrio necesario” para garantizar un control reglamentario adecuado, para que se proporcione así “un marco viable y competitivo para que las compañías mantengan su papel como inversores a largo plazo”.