Insurance Europe ha acogido con satisfacción la propuestas revisada del Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB, por sus siglas en inglés) sobre contratos de seguros (IFRS 4 Fase II), que valora “como un paso en la dirección correcta”, si bien pide “nuevas modificaciones importantes a las propuestas actuales para lograr una norma contable viable”.
“El IASB ha hecho considerables progresos en respuesta a las preocupaciones planteadas por las aseguradoras sobre el proyecto original presentado en 2010”, afirmó Olav Jones, subdirector general de Insurance Europe. “Sin embargo, una serie de áreas críticas requieren un mayor desarrollo a fin de reflejar adecuadamente la naturaleza a largo plazo, ya que la gestión de activos y pasivos son fundamentales para el negocio de seguros”.

Insurance Europe se complace de que el IASB haya introducido mecanismos en su propuestas revisada como son el reconocimiento de la importancia de una tasa de descuento apropiada; la introducción del concepto ‘Otro ingreso detallado’ (OCI); así como el modelo de cambios en las tasas de interés del mercado, tanto en los pasivos de seguro como en los activos; además del desbloqueo del margen de servicios contractuales y la introducción de los principios de transición revisados.

Sin embargo, Insurance Europe cree que el modelo OCI no debe ser obligatorio, ya que las aseguradoras deben tener la capacidad de aplicar el valor razonable a través de la cuenta de pérdidas y ganancias a través de OCI. Esto. Afirma la federación, evitaría posibles desajustes contables y rendimientos inadecuados para ciertos tipos de seguros. Por otra parte, Insurance Europe se opone a las exigencias excesivamente complejas del IASB para la medición de los pasivos por participación en contratos. Asimismo, se ha presentado una propuesta alternativa para simplificar estos requisitos y producir una representación más precisa de su desempeño.

El comunicado también hace hincapié en que es esencial que el IASB reconozca plenamente la relación entre los pasivos y los activos de seguros en los informes de rendimiento. Por lo tanto, se pide al organismo internacional garantizar la coherencia entre las propuestas para IFRS 4 Fase II y las de los instrumentos financieros (IFRS 9), ya que las normas están relacionadas entre sí. “El tratamiento de los componentes del activo y del pasivo de forma aislada dará lugar a una presentación incoherente, que no reflejaría el verdadero rendimiento de una compañía de seguros”, dijo Jones. “Esto también anularái el objetivo de mejorar la comprensión de los inversores de la rentabilidad y la situación financiera de las aseguradoras”, añade.

Por ello, desde Insurance Europe creen que la creación de un único estándar global debe seguir siendo el objetivo final de la IASB y del Consejo de Normas de Contabilidad Financiera de Estados Unidos. Es importante que este compromiso de convergencia no retrase el desarrollo de una norma IFRS y la conclusión de este largo proyecto.