“Damos la bienvenida a que la Comisión Europea, en el contexto del ‘Plan de Acción de la Unión de los Mercados de Capitales’, haya tomado medidas para hacer cambios rápidos en el tratamiento en Solvencia II de las inversiones en infraestructuras. Sin embargo, las exigencias de capital tanto para la deuda como las inversiones en infraestructura de capital siguen siendo significativamente superiores a los riesgos actuales que estos activos representan para las carteras de las aseguradoras.

También hay poco o ningún reconocimiento de los beneficios de diversificación que las infraestructuras brinda a las carteras de las aseguradoras. Por lo tanto, mientras que son un paso en la dirección correcta, “estos cambios no son suficientes para eliminar las barreras a la inversión por parte de las aseguradoras”, indica la directora general de la federación europea, Michaela Koller, en el comunicado remitido ayer.

Añade: “Insurance Europe da la bienvenida a la llamada de la Comisión sobre la evidencia del impacto acumulativo de la legislación. Esto representa un importante paso adelante en el camino hacia el logro de la meta de la Comisión para una regulación más coherente y eficaz”.

Las aseguradoras aplauden la iniciativa de la Comisión para reactivar el mercado de titulizaciones y el reconocimiento de que el tratamiento de las titulizaciones de Solvencia II necesita cambios. “Esperamos ver, en una fase posterior, las propuestas de la Comisión sobre el cambio de las calibraciones para las titulizaciones, que siguen siendo demasiado altas en relación con los riesgos que implica. Otras mejoras son necesarias y, por lo tanto, apreciamos que la Comisión destacase en su plan la revisión de los procesos en el lugar adecuado para lograr esto”, concluye Koller.