Las empresas de seguros han notificado a la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) en Argentina que es materialmente imposible cumplir con las condiciones establecidas en el ‘inciso K’ después de las subidas del último mes. Así, consideran que no hay instrumentos suficientes para invertir en la economía del país, además la rentabilidad es baja y en el caso de una venta de emergencia el mercado secundario para obtener liquidez no es bueno.
Según los últimos cambios, las compañías de seguros tendrían que invertir hasta un 18% cuando el pasado año era el 10% de su cartera en diversas magnitudes de la economía real del país.

La postura al respecto de las entidades de seguros se ha hecho pública después de que se ofertaran 930 millones de dólares para suscribir la obligación negociable de YPF la semana pasada, cuando únicamente se buscaban 500 millones. De esta manera han puesto de manifiesto los escasos instrumentos existentes para cumplir con la decisión del Gobierno.

ALGUNAS PROPUESTAS

Al seguro le preocupa la calidad y la poca cantidad de activos, además de la escasa diversificación de las inversiones listadas, además de los pocos rendimientos y la variedad en los plazos. Además, como relata el diario Cronista, el Comité de Elegibilidad ha aprobado poco volumen de activos.

Entre las posibles propuestas de las compañías se indica el bajar los porcentajes, ampliar los plazos de ejecución, un mayor número de reuniones del Comité y aumentar la cantidad de instrumentos para invertir como por ejemplo los títulos que emite la ciudad de Buenos Aires para financiar infraestructura. También hay otras propuestas en la forma de tomar decisiones como una mayor transparencia sobre el funcionamiento del Comité y que hay vinculado al sector participe en el mismo.