La eficiencia y la calidad de la atención asistencial aparecen como dos factores básicos para acometer las reformas necesarias si se desea mantener el modelo sanitario. Esta es una de las ideas transmitidas por Manuel Vilches, director general de IDIS, en un seminario para medios de comunicación organizado ayer por la propia institución en Alcalá de Henares (Madrid). Considera, en este punto, que “la sanidad privada está preparada para afrontar este reto y, por eso, ofreceremos todo nuestro apoyo para contribuir en el mantenimiento de los servicios sanitarios para la población de forma universal”, expresó.
Además, estima que el objetivo prioritario debe ser tener un sistema sanitario sólido y “conseguir la supervivencia del Sistema Nacional de Salud sin que se reduzca su actual oferta de servicios, aplicando para ello soluciones que estén a nuestro alcance y eviten recortes en la cobertura”

Luis Mayero, vicepresidente de IDIS, remarcó que “hay evitar que el sector sanitario sea motivo de disputa entre partidos políticos” y defendió un debate técnico, serio y riguroso para asegurar la sostenibilidad del sistema. Para ello, argumentó, es necesario apoyarse en modelos de colaboración público-privada como fórmula para conseguir un sistema sanitario eficiente.

En esta línea, Mayero indicó que “la colaboración público-privada ya contribuye en España a la mejora de la eficiencia del sistema sanitario público”. Por ello, “creemos que algunas fórmulas como el aseguramiento privado, de empresas o el modelo MUFACE podrían ampliarse para incrementar los beneficios obtenidos. Además habrá que implicar de forma más activa a la sociedad en la financiación y provisión de servicios sanitarios”, señaló.

RIESGOS DERIVADOS DEL ENVEJECIMIENTO Y LAS ENFERMEDADES CRÓNICAS

En el encuentro se habló de los efectos que el envejecimiento de la población, el aumento de las enfermedades crónicas y la situación de dependencia tiene para el sistema sanitario. En este punto, el director general de IDIS advirtió de la escasa implantación en España de los centros de larga estancia en relación a los centros hospitalarios de agudos. “Si el modelo no se reorienta hacia las enfermedades crónicas, el sistema no será sostenible ni prestará calidad en el tratamiento de las enfermedades”, apuntó. A este respecto, “la sanidad privada tiene un papel destacado en este nicho, ya que se esfuerzan diariamente por innovar y aprender de tecnologías médicas que ayuden a mejorar la salud, diagnóstico y tratamiento de personas dependientes o con patologías crónicas”, aseguró Vilches.

Finalmente, el director general de la organización destacó que “los avances tecnológicos tienen un papel esencial en las organizaciones sanitarias porque mejoran la eficiencia de los servicios, ahorran costes, evitan duplicidades e incrementan la calidad y seguridad asistencial ayudando a la toma de decisiones clínicas y de gestión”. En concreto, IDIS apuesta por contribuir al desarrollo del Marco Europeo de Interoperabilidad para e-salud e impulsar la agenda digital propuesta por el Gobierno.