La aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton quiere poner fin a lo que ella llama "el vacío legal de reaseguro de las Bermudas", como parte de su programa de impuestos. En una hoja informativa titulada "Invertir en América mediante la restauración básica por equidad de nuestro Código Fiscal', ha expresado que "los administradores de dinero de altos ingresos han utilizado las lagunas relacionadas con el reaseguro extranjero -a menudo situados en las Bermudas- para evitar el pago de su parte".
Clinton no quiso entrar en detalles sobre cómo iba a lidiar con el reaseguro extranjero, pero una cita a pie de página de un informe de 2014 reportado por el personal del Comité Conjunto sobre Tributación respecto a los fondos de cobertura de reaseguro dice que "la creación de empresas extranjeras que reaseguran riesgos y que invierten en fondos de alto riesgo de Estados Unidos ha sido caracterizado como algo creado para potenciar la evasión fiscal". "Durante esta campaña electoral en Estados Unidos, sería conveniente para los candidatos políticos entender que la industria de seguros de Bermudas comprende las mismas empresas que pagaron el 9% de las reclamaciones del 11-S", se defiende el CEO de la Agencia de Desarrollo de Negocios de Bermudas, Ross Weber, en Bernews.com. "Cualquiera que trate de convencer al público de que estas empresas son simplemente vehículos de evasión fiscal, es descuidar el negocio, la economía y la realidad social", añadió. Además, Clinton ha solicitado el cierre del 'Romney Loophole' ('Laguna Rommey'), que permite albergar varios millones de dólares en cuentas de jubilación. Citando datos de la Oficina de Contabilidad Gubernamental, ha señalado que alrededor de 1.000 contribuyentes han acumulado cerca de 100.000 millones (92.264 millones de euros) en impuestos transferidos a cuentas de jubilación con saldos de más de 10 millones por contribuyente. Añade que "se debería fomentar el ahorro para la jubilación por las familias estadounidenses, pero que las cuentas de jubilación no deben convertirse en un refugio de impuestos para los más afortunados".