Henri de Castries, el todavía presidente y director general de AXA, presidió ayer su última Asamblea General, antes de que sea relevado en el puesto de director general el 1 de septiembre por el alemán Thomas Buberl, que tiene previsto presentar el próximo plan estratégico del grupo el próximo 21 de junio.
De Castries no ha podido finalizar mejor su mandato, con lo que desde el éxito de su plan estratégico 2010-2015 (como queda reflejado en el informe de actividad recién publicado) y con unos accionistas que han aprobado las propuestas presentadas por el Consejo de Administración, entre ellas el nombramiento de nuevos consejeros. Destacan los de Irene Dorner, ex directora general y presidenta de HSBC en Estados Unidos, y Angelien Kemna, directora financiera y directora de Riesgos del Grupo APG (Países Bajos), en ambos casos por un periodo de cuatro años. Igualmente la renovación de los mandatos de Doina Palici-Chehab, Stefan Lippe y François Martineau. En cuanto al dividendo, se ha aprobado un pago de 1,10 euros por acción para el año fiscal 2015, lo que supone un aumento del 16% respecto al ejercicio previo.