Estudio de LLOYD’S y Deloitte

“Abordar la brecha aseguradora actual con soluciones innovadoras que reduzcan los riesgos y mejoren la experiencia para todas las partes es crucial para materializar ese potencial de crecimiento”, afirma el último estudio de LLOYD’S, que pone de manifiesto la necesidad de ir más allá de las coberturas tradicionales a la hora de crear soluciones para la economía colaborativa. Además, los resultados muestran la posibilidad de un aumento de dos dígitos en el porcentaje de la población dispuesta a compartir servicios o bienes a nivel global.

  • Con cerca de 680 millones de personas utilizando bienes o servicios adquiridos a través de plataformas de economía colaborativa a nivel mundial, este estudio desarrollado junto a Deloitte, con el título ‘La cuadratura del riesgo en la era de la colaboración: Cómo la economía colaborativa está remodelando los productos de seguros’ (“Squaring risk in the sharing age: How the collaborative economy is reshaping insurance products”), analiza cómo el sector asegurador puede apoyar el crecimiento de este sector en pleno auge frente a los potenciales riesgos. El estudio se centra en el modelo peer-to-peer y, específicamente, en el sector servicios, inmobiliario y financiero.

    Centrándose en seis mercados clave (Alemania, Francia, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido, Estados Unidos y China), el estudio muestra que más de un cuarto de la población ha contratado servicios o alquilado propiedades a través de estas plataformas en los últimos tres años. Sin embargo, hay diferencias considerables respecto a la tasa de penetración de la economía colaborativa entre estos países.

    Tendencias observadas en Europa y Oriente Medio

    • Entre las economías occidentales: Francia muestra la tasa de adopción más alta. Entre 2015-2018, 12 millones de personas (22%) compartieron bienes y 17 millones (33%) los consumieron. Con un escenario especialmente dinámico en el sector del alojamiento, que es muy popular entre los turistas internacionales, Francia es también el origen de muchos de las empresas pioneras de la economía colaborativa en el ámbito de viajes y comida.
    • Alemania: A pesar de tener un mercado innovador con tecnología líder y start-ups de economía colaborativa en Berlín, el país muestra el menor índice de participación global entre las economías occidentales por detrás del Reino Unido. Entre 2015-2018, Alemania tuvo más de 12 millones de proveedores (19%) y 19 millones de consumidores (29%) de bienes y servicios compartidos. Sin embargo, un marco regulador estricto y complejo en este ámbito, entre otros factores, es el mayor desafío para el crecimiento de la economía colaborativa.
    • Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) muestran la segunda mayor tasa de penetración a nivel mundial de la economía colaborativa por detrás de China. En el período 2015-2018, más de 4 millones de personas (54%) compartieron bienes en plataformas online y 5 millones (61%) los consumieron. El mercado de los EAU ha atraído a gigantes mundiales de la economía colaborativa y ha conseguido desarrollar líderes locales, así como una creciente oferta de servicios freelance.

    “Las plataformas de economía colaborativa han transformado por completo varios sectores al desafiar el estatus quo y la forma en la que pensamos sobre bienes y servicios tradicionales. Nosotros, como aseguradores, debemos seguir ese ejemplo y reconsiderar los productos de seguros tradicionales para servir de manera efectiva a la economía colaborativa”, detalla Trevor Maynard, responsable de Innovación de LLOYD’S, sobre las conclusiones del estudio.


    Riesgos y oportunidades

    El estudio subraya que las transacciones en la economía colaborativa no carecen de riesgos y que una adecuada protección para todas las partes implica que los aseguradores tienen que seguir trabajando para adaptar las coberturas tradicionales y amoldarlas a las necesidades únicas de este sector, ya sean las soluciones facilitadas por plataformas mediante transacciones –cobertura integrada –, o un producto adquirido de forma independiente por los participantes de la economía colaborativa.

    Actualmente una amplia variedad de productos aseguradores ofrecen cobertura para riesgos potenciales como pérdida de posesión, responsabilidades legales o daños, entre otros. A pesar de estos riesgos, las experiencias positivas y los beneficios proporcionados por la economía colaborativa implican que continuará creciendo y diversificándose. La oportunidad de trabajar juntos por parte de las plataformas de economía colaborativa y la industria aseguradora es clara.

    “En nuestro análisis de mercado, no sólo hemos visto un número creciente de plataformas de economía colaborativa proporcionando seguros a sus usuarios, incluyendo productos a medida a través del mercado de LLOYD’S, sino que también hay un gran número de start-ups ayudando a solucionar la brecha aseguradora para todos los participantes de la economía compartida”, afirma por su parte Nigel Walsh, socio en Deloitte Digital. “Igualmente, -añade- los aseguradores están aún en las fases iniciales de desarrollo de las soluciones dinámicas y flexibles que este sector necesita a medida que siga creciendo a este ritmo. La oportunidad para las empresas de economía colaborativa y los aseguradores de asociarse para reducir el riesgo en este espacio tiene verdaderas repercusiones e interesantes oportunidades para un futuro crecimiento”.