“El beneficio trimestral de 233 millones de euros ha sido impulsado por un resultado técnico muy satisfactorio en el reaseguro de No Vida, así como un buen rendimiento de las inversiones. Esto demuestra que nos hemos adaptado bien en un ambiente de negocio desafiante”. Así se expresa Ulrich Wallin, CEO de HANNOVER RE, en el comunicado remitido esta misma mañana con motivo de las cuentas del grupo al cierre del marzo. Sobre esta base de resultados trimestrales, el grupo reafirma su objetivo de unos beneficios netos de 850 millones de euros para el ejercicio completo.
En este primer trimestre, el resultado de explotación (EBIT) fue 349,6 millones, en un nivel similar al del año anterior (366,5 millones de euros). Por su parte, el beneficio neto mejora en un 0,7%. En cuanto al volumen de primas brutas suscritas, se contrajeron un 3,6 % hasta 3.600 millones.

En No Vida, la facturación se contrajo en un 4,1% en relación con el mismo periodo, hasta situarse en 2.100 millones. A tipos de cambio constantes el descenso habría sido solo del 1,7%. En cuanto a Vida y Salud, desde la reaseguradora explican que este segmento también está sufriendo una gran competencia.  Las primas brutas se redujeron en un 2,8%, hasta 1.500 millones de euros; a tipos de cambio constantes supone un crecimiento del 0,7%.