La reaseguradora alemana espera estabilidad en volumen de primas en 2016 y mayores oportunidades de pago a los accionistas
HANNNOVER RE registró el año pasado año un resultado consolidado de 1.150 millones de euros, lo que supone un alza interanual del 16,7% y la cifra más alta en la historia de la compañía. Además, según señaló la pasada semana su CEO, Ulrich Wallin, se eleva el dividendo total anual en un 12%, hasta 4,75 euros, superando las expectativas de los analistas. "Lo decisivo es mantener el beneficio, en lugar de los ingresos, con firmeza en 2016", señaló. La reaseguradora ha manifestado estar excepcionalmente satisfecha con el desarrollo de su actividad en el año 2015. A pesar del difícil entorno general en el mercado , logró aumentar el volumen de primas brutas un 18,8%, hasta 17.100 millones de euros. HANNOVER RE mejoró su beneficio operativo (EBIT) un 19,7%, hasta 1.800 millones, beneficiándose de una siniestralidd por debajo de la presupuesta (el ratio combinado fue del 94,4%, frente al 94,7% de 2014), y una evolución favorable de los ingresos de inversión, además de una experiencia muy positiva en el reaseguro de Vida y Salud.   Perspectivas para 2016 El clima general para las reaseguradoras seguirá siendo un reto en el ejercicio en curso. Es probable que haya pocos cambios en la intensidad de la competencia o el bajo nivel de los tipos interés. Ante este entorno, HANNOVER RE espera alcanzar sus objetivos de beneficios para el año en curso. Concretamente, espera 950 millones de euros de resultado neto, en base a la premisa de que las pérdidas por grandes eventos no excedan significativamente el nivel presupuestado de 825 millones de euros para 2016 y no se produzcan distorsiones excepcionales en los mercados de capitales. “Preferimos utilizar nuestro capital para aprovechar las oportunidades de crecimiento, pero si eso no tiene éxito, un dividendo especial volvería a ser probable", dijo el CEO del grupo. El mercado de reaseguros ha registrado una sobreoferta y caídas de precios durante varios años, las compañías de seguros optando por mantener más riesgos en sus propias carteras. Wallin predice que para 2016 el volumen de primas del grupo permanezcan estable o con una ligera bajada.