Crecimiento en primas facturadas del 11%, hasta 10.000 millones de euros, y aumento del 13,5% en el resultado operativo (EBIT), situándose en 907,3 millones.

  • Estas dos magnitudes resumen la evolución de las cuentas del primer semestre de HANNOVER RE, un periodo en el que, además, el beneficio neto se situó en 555,3 millones, un 3,8% más.

    Según las cuentas publicadas a lo largo del mes, el rendimiento de las inversiones fue del 3,1%, batiendo sus expectativas de al menos un 2,7%, alcanzando asimismo un ratio combinado del 95,7%, en comparación al 96,5% de junio de 2017.

    “Una vez más, el negocio de Daños y RC y el de Vida y Salud, además de unos ingresos estables por inversiones, han dado un resultado positivo”, afirmaba en un comunicado el consejero delegado de la reaseguradora, Ulrich Wallin. “Teniendo en cuenta el desarrollo del negocio hasta la fecha, confirmamos nuestro objetivo de unos beneficios netos de más de 1.000 millones de euros para 2018, aunque en el segundo semestre del año se producirán tensiones derivadas de las acciones de gestión de cartera relacionadas con nuestro negocio de mortalidad en Estados Unidos. Esto es algo que estamos dispuestos a aceptar porque así evitamos mayores pérdidas en los años siguientes”, añadía.