Las propuestas presentadas por la Asociación Internacional de Supervisores de Seguros (IAIS, por sus siglas en inglés) en su consulta sobre la valoración de las actividades no aseguradoras y no tradicionales (NTNI, por sus siglas en inglés) son "demasiado complejas y requieren ajustes", según la Federación Mundial de Asociaciones de Seguros (GFIA, por sus siglas en inglés).
Si bien se destaca que la IAIS tenía razón en tratar de aclarar el concepto NTNI, los factores que conducen a que una actividad que se les dé ese estatus "son difíciles de medir". Esto plantea preguntas acerca de la validez del concepto NTNI. En consecuencia, en su respuesta a la consulta, GFIA sugiere a la IAIS que reflexione más sobre el tema, antes de seguir el proceso establecido en el documento de consulta. Hugh Savill, presidente del Grupo de Trabajo de Capital de la GFIA, dice: "La incertidumbre sobre el alcance de NTNI hace que sea difícil determinar lo que serán las consecuencias para los asegurados y aseguradores. Es particularmente importante que el concepto NTNI no dé lugar a aseguradoras que se animan a ofrecer productos de protección y ahorro apropiadas". Respuesta a la metodología para la evaluación de las G-SIIs Por otra parte, en respuesta a la consulta de la IAIS sobre la actual metodología propuesta para la evaluación de las aseguradoras globales de importancia sistémica (G-SIIs, por sus siglas en inglés), GFIA señala que desde IAIS aún no se ha desarrollado de manera plenamente eficaz para determinar el potencial de riesgo sistémico de las aseguradoras. Nicolas Jeanmart, presidente del Grupo de Trabajo de Riesgo Sistémico de la GFIA, comenta: "Es importante que la metodología para la definición de una aseguradora como G-SIIs se base en una definición adecuada del riesgo sistémico en el seguro. En este sentido, la metodología tiene que diferenciar entre si una aseguradora realmente causa el riesgo sistémico, en lugar de estar sujeta al riesgo sistémico de otras instituciones financieras. Además, las actividades de la aseguradora deben medirse en el contexto del sistema financiero en su conjunto, más que en relación con otras aseguradoras. La decisión de IAIS hacia los valores de referencia absolutos para ciertos indicadores, por lo tanto, se presenta como un hecho positivo, pero todavía tienen que aclararse una serie de detalles antes de que se pueda hacer una apreciación definitiva de este cambio".