La Federación Mundial de Asociaciones de Seguros (GFIA) apoya las recomendaciones formuladas por el grupo ‘Business 20’ (‘B20’) que se centran en cómo el sector privado y la inversión pueden ayudar a cumplir los objetivos de crecimiento acordados en la reunión de Ministros de Finanzas del G-20 en febrero de 2014. Estas recomendaciones se han realizado en una cumbre de dos días en Sydney, Australia, donde los líderes de negocios internacionales que conforman el ‘B20’ se reunieron para discutir y exponer sus recomendaciones de cinco motores económicos principales (comercio, infraestructura, capital humano, finanzas y transparencia), como trabajo previo a la cumbre del G20 de noviembre.
“GFIA apoya el objetivo del ‘B20’ de estimular el crecimiento mediante la promoción de inversiones a largo plazo en infraestructuras”, explica Frank Swedlove, presidente de la organización. “Las aseguradoras somos inversores naturales a largo plazo debido a nuestro modelo de negocio. Por ello, damos la bienvenida al reconocimiento de la importancia del papel que el sector asegurador desempeña en la financiación a largo plazo”. No obstante, añade, “podemos hacer mucho más si estamos en un entorno político adecuado”.

En su comunicado, la federación también acoge con satisfacción el énfasis que el ‘B20’ ha puesto para garantizar una adecuada regulación, señalando que un diálogo con antelación de todas las partes interesadas es esencial. En este sentido, el GFIA insta a que el trabajo que actualmente se lleva a cabo por el IAIS sobre capital internacional debe ser cuidadosamente revisado al comienzo del proceso. “Las autoridades deben garantizar que la regulación en fase de desarrollo no limite la capacidad de las aseguradoras para proporcionar inversiones a largo plazo. Esto es particularmente importante en los términos de las nuevas normas internacionales que se están desarrollando en cuanto a exigencias de capital y de contabilidad”, se indica.

Por otro lado, GFIA también ha emitido un comunicado esta semana en apoyo a las recomendaciones del ‘B20’ a los ministros de Comercio del G-20 en las que se describen ejemplos de medidas comerciales restrictivas que si se retiraran podrían ayudar a facilitar el crecimiento económico estable a largo plazo.