Como primer paso, la compañía ha firmado un contrato de reaseguro que cubre todos los pagos por siniestros derivados de la actividad heredada, a los que seguirá una transferencia legal de la cartera que estará supeditada a la aprobación de las autoridades competentes. Como parte de la operación global, GENERALI también ha acordado reasegurar la cartera en run-off de No Vida de su filial estadounidense con la misma contraparte.

El objetivo de esta operación, según ha confirmado Luigi Lubelli, director Financiero, es continuar optimizando la asignación de capital del grupo, permitiendo liberar capital, reducir costes y eliminar la posible fuente de volatilidad inherente a estas líneas de negocio de largo plazo. “Además, demuestra que esamos comprometidos con reasignar el capital allí donde mejor se pueda utilizar, yendo más allá de la actual revisión global de sus mercados”, indica.

El acuerdo, según comentó Frédéric de Courtois, CEO de Global Business Lines & International, “es fundamental para aumentar aún más la eficiencia operativa de GENERALI. Estamos comprometidos con el negocio en Reino Unido a través de la unidad de Global Corporate & Commercial; Generali Global Health; y nuestro negocio UK Employee Benefits”.