GENERALI acaba de presentar sus cuentas correspondientes a los tres primeros meses del año, periodo en el que ha logrado un beneficio neto de 535 millones de euros que, si  bien desde el grupo se califica de “sólido”, es un 9% inferior al del primer trimestre del pasado año.